Política México

DÍA DE LA INDEPENDENCIA

Grito con zócalo vacío y en medio de una crisis económica y sanitaria

En esta noche del 15 de septiembre, el grito de independencia se dio con un zócalo vacío y en medio de una crisis económica y sanitaria.

Diego Juárez

@diego_enp2

Miércoles 16 de septiembre | 15:52

Las celebraciones del Grito de Independencia iniciaron desde las 15 horas, con distintas actividades culturales, además de que a la mitad del zócalo capitalino, con luminaria, formaron el contorno del mapa de México con los colores de la bandera, y de la antorcha que simboliza la misma que tomó "El Pípila".

Posteriormente se prendió el “fuego de la esperanza”, que representa la unidad y fraternidad entre los mexicanos en cualquier momento de crisis. Antes de recibir la bandera por parte de la escolta, un soldado interpretó el toque de silencio, el cual tuvo una duración de un minuto en honor a las víctimas que han perdido la vida a causa del coronavirus.

Alrededor de las 11 de la noche se tocó la campana al grito de “mexicanas, mexicanos ¡Viva la independencia!, ¡Viva Miguel Hidalgo!, ¡Viva José María Moleros y Pavón!, ¡Viva Josefa Ortiz de Domínguez!, ¡Viva Ignacio Allende!, ¡Viva Leona Vicario!, ¡Viva el heroico pueblo de México!, ¡Vivan las comunidades indígenas!, ¡Viva la grandeza cultural de México! ¡Viva la libertad!, ¡Viva la justicia!, ¡Viva la democracia!, ¡Viva la igualdad!, ¡Viva nuestra soberanía! ¡Viva el amor al prójimo!, ¡Viva la esperanza en el porvenir! ¡Viva México!”

A lo largo del día 15 hubo un operativo con aproximadamente 2 mil 800 policías, 161 patrullas, 67 motocicletas, 17 grúas y un helicóptero.

Los que no fueron nombrados

A pesar de que se dijo ¡Viva la Justicia!, no se nombró a los miles de médicos que han arriesgado sus vidas y las de sus familias, a consecuencia de un mal sistema de salud, que no cuenta con los insumos suficientes para brindar un buen servicio y protegerse, que están dando sus vidas en proteger a su clase; a los docentes de la educación pública que están dando su tiempo y esfuerzos para poder dar clases a miles de niños que no cuentan con internet o computadora, o los docentes de privada que los obligan asistir a sus escuelas, sin importar que arriesguen su vida y su salud en un transporte ineficiente.

Aunque se dijo ¡Viva la soberanía!, no se nombró a los miles de obreros que tuvieron que volver a las maquilas por presión de Estados Unidos para "reactivar la economía", a costa de su salud, porque no se les garantizan las condiciones dignas para poder laborar, mientras los empresarios engordan sus bolsillos, ni se nombró a los migrantes que sufren las consecuencias de la subordinación hacia el gigante del norte.
Recordemos que hace unas semana Obrador fue a visitar a Trump, con quien reiteró el compromiso de continua con la subordinación económica reflejada en el T-MEC, luego de convertir a México en el muro con el fortalecimiento del ejército en la frontera.

¡Viva las comunidades indígenas!, mientras se avanza con los megaproyectos, atentando contra los ecosistemas y los pobladores nativos de las regiones, sin olvidar los más de 20 ambientalistas asesinados en lo que va del año.

¡Viva la igualdad!, pero recordemos que la igualdad ante la ley no significa la igualdad ante la vida, ya que son miles de mujeres y LGBT+ de la clase trabajadora, las que mueren por abortos clandestinos; que desde que empezó la guerra contra el narco y se sacó el ejército a las calles, que hoy con este gobierno continúa, es que han aumentado los feminicidios y los crímenes de odio. Es la diversidad que junto con las mujeres obtienen los trabajos más precarios, se les niega el servicio de salud, mientras las y los ricos tienen derecho a una vida, a un futuro.

Todo esto mientras se le recorta el presupuesto a la salud, a la educación, a la cultura, se le aumenta el presupuesto al ejército, a la guardia nacional, a la policía, la misma policía que está en el metro deteniendo a jóvenes que, a causa de la crisis económica, tienen que salir a vender algo para ganarse la vida. Es el mismo ejército que estuvo implicado en la desaparición forzada de los 43 normalistas, los que asesinaron en la CDMX a Naomi Niole García, mujer trans.

Los obreros son los que mueven al mundo, los que cada vez que hay una crisis, un desastre, son los primeros en salir a mostrar su solidaridad, su hermandad de clase, los que hacen las verdaderas revoluciones. Los obreros que, como diría Marx, no tenemos patria, nuestra nacionalidad es el mundo entero, sin fronteras.

“La nacionalidad del obrero no es francesa ni inglesa ni alemana, es el trabajo, la esclavitud en libertad, la venta voluntaria de sí mismo. Su gobierno no es francés ni inglés ni alemán, es el capital. Su cielo patrio no es el francés ni el inglés ni el alemán, es la atmósfera de la fábrica. El suelo que le pertenece no está en Francia ni en Inglaterra ni en Alemania, está bajo tierra, a unos cuantos palmos de profundidad.” Marx, 1845.






Temas relacionados

Independencia de México   /   Política México   /   AMLO

Comentarios

DEJAR COMENTARIO