ESTRENO TENGO MIEDO TORERO

Gran estreno de Tengo miedo torero: por una revolución que incluya a las locas

“Si algún día hacen una revolución que incluya a las locas, avísame. Ahí voy a estar yo en primera fila”, le dijo la Loca del Frente a Carlos, en unos de los diálogos de la reciente estrenada película de la obra del gran Pedro Lemebel, "Tengo miedo torero", basada en los años ochenta.

Domingo 13 de septiembre

La película de la novela de Pedro Lemebel, "Tengo miedo torero", narrada en el contexto del año 86’, donde aún existía la dictadura y entraba en sus años decisivos, se convirtió el día de ayer en una de las más esperadas, protagonizada por Alfredo Castro y dirigida por Rodrigo Sepúlveda.

La Loca del Frente, la protagonista, un personaje de la diversidad sexual viviendo en dictadura, una travesti atrevida que se enfrentaba a la represión y persecución sexual, puso este tema de la opresión y pobreza sobre la mesa contra la transfobia, homofobia y los discursos de odio que primaban en esos tiempos.

Antes de que iniciaría el estreno de la película, se realizó un conversatorio, con la periodista Rayén Araya, que fue la encargada de moderar el diálogo en el que participaron el director Rodrigo Sepúlveda y los actores Alfredo Castro, Luis Gnecco, Julieta Zylberberg y Ezequiel Díaz, entre otros.

Pedro Lemebel, también escribió Adiós Mariquita Linda, La esquina es mi Corazón, entre otros. Grandes narraciones que marcaron su postura de izquierda y en defensa de la diversidad sexual oprimida y pobre, que marcan el carácter de clase, y su postura a crítica a las organizaciones políticas de izquierda por lo discriminatorios que fueron con las disidencias sexuales.

Una película bella para verla, te hace imaginar estar en la dictadura, aunque sí vivimos esa herencia viendo a la policía y militares que están en las calles “protegiéndonos” con sus fusiles en las manos.

Lemebel, unos de los escritores chilenos que ha marcado la historia del mundo de la literatura e influenciado a nuevas generaciones que se abren a la vida sexual y política, otras expresiones artísticas que reconocer de Pedro, es por ejemplo las yeguas del apocalipsis. Él era una de las personas que siempre les ha dado todas sus plumas de color a la lucha por la liberación de la diversidad sexual, como lo dijo él: "ser pobre y maricón, es aún peor".

Para finalizar les dejo un bello recuerdo de Lemebel, su última carta:

"Mi enfermedad no me permite contestar en otra página que no sea ésta.

Les dejo estas letras en estas letras en este último día de este mísero y próspero año. El reloj rueda frenético hacia las doce de la noche. Para algunos éste año ha sido dichoso.

Para otros no tanto, como por ejemplo para mi amiga ministra, Helia Molina, a quien la derecha pérfida, golpista, hipócrita y cerda cagó. No merecen ser chilenos, porque lo dicho por Helia lo hemos pensado todos, miles de veces.

Bueno, el reloj sigue girando. No hace frío ni calor, y extiendo mi voz como un abrazo anticipado para ustedes. Siempre estaré con ustedes, con quien merece estarlo, por supuesto. Viví en este país hermoso que tanto amé con Gladys, con mi madre, con Sergio Parra, con la izquierda dura, que nunca se doblegó.

Falta gente, faltan amigos, faltan mis desaparecidos, que torpemente casi dejo afuera de esta lista.

El reloj sigue girando hacia un florido y cálido futuro. No alcancé a escribir todo lo que quisiera haber escrito, pero se imaginarán, lectores míos, qué cosas faltaron, qué escupos, qué besos, qué canciones no pude cantar. El maldito cáncer me robó la voz (aunque tampoco era tan afinado que digamos).

Los beso a todos, a quienes compartieron conmigo en alguna turbia noche.

Nos vemos, donde sea.

Pedro Lemebel."






Temas relacionados

Pedro Lemebel   /   Película

Comentarios

DEJAR COMENTARIO