Política Venezuela

EXPLOSIÓN EN EL DESFILE MILITAR POR ANIVERSARO DE LA GNB

Gobierno denuncia atentado contra Maduro en plena cadena presidencial

Luego de una situación confusa, con ruido de explosiones e interrupción del discurso presidencial, el gobierno dio la versión de atentado con drones contra Nicolás Maduro, quien está “en perfecto estado de salud”.

Ángel Arias

Delegado de base del MinTrabajo @angelariaslts

Sábado 4 de agosto | 23:11

El Gobierno nacional, mediante declaraciones de Jorge Rodríguez, ministro de Comunicación, ha dado ya la versión oficial de los hechos ocurridos en horas de esta tarde, en el desfile y acto por el 81 aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), señalando que se trató de un atentado contra la vida del Presidente de la República.

En plena cadena presidencial, mientras hablaba Maduro, se pudo ver la situación confusa en la que se escucharon una o varias explosiones, se interrumpió el discurso, uno de los militares detrás del ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, cae de manera extraña, y a los pocos segundos rompen fila en desbandada los militares de la formación frente a la tribuna presidencial.

Varias versiones circularon al momento, desde una explosión fortuita casera hasta la del atentado, que es la versión oficial, la cual pareciera confirmarse por las declaraciones de algunos periodistas ligados a la derecha en el exilio, que hablan de grupos de militares descontentos reivindicando el hecho.

Jorge Rodríguez dijo: “Estando esta tarde en el acto por el 81 aniversario de nuestra gloriosa Guardia Nacional (…) exactamente a las 5:41 minutos de la tarde, se escucharon unas detonaciones (…) que correspondían a artefactos voladores, tipo dron, varios, con una carga de explosivos, que detonaron en las cercanías de la tribuna presidencial y en parte del desfile”. La seguridad presidencial habría derribado los drones y bloqueado el atentado.

Tales detonaciones “generaron heridas en siete efectivos de la Guardia Nacional”. Se trata, según el vocero presidencial, de “atentados contra la paz de la república”, que “denotan el desespero de los agentes de la extrema derecha, que están siendo derrotados en todos los terrenos”. Finalizó señalando que el Presidente se dirigiría al país en las próximas horas y que quienes atentaron contra su vida fracasaron: “Nuestro presidente está en perfecto estado de salud. Fracasaron y seguirán fracasando”.

Dada la profundidad de la crisis general del país, no solo económica y social, sino también política, incluyendo los niveles de descomposición del régimen –con una bonapartización cada vez mayor– y el descontento en las propias de las Fuerzas Armadas, no puede descartarse tampoco la hipótesis de alguna conspiración venida de las filas de esta. No está de más recordar que el vuelo de este tipo de artefactos (drones) está prohibido sin autorización gubernamental, específicamente organismos controlados por los militares.

Efectivamente, al cierre de esta nota, Nicolás Maduro se dirigió al país reafirmando la denuncia oficial del atentado, señalando “atentaron contra mi vida”, y dirigiendo la acusación contra “la extrema derecha venezolana, la oligarquía bogotana (señalando directamente al presidente saliente de Colombia, Juan Manuel Santos)” y “la derecha mayamera”.

A su vez, desde Miami, la periodista Patricia Poleo, reconocida activista de la oposición de derecha, leía un comunicado de un supuesto grupo de militares descontentos que se adjudicaban lo sucedido como la “Operación Fénix”, llamando a salir a la calle “sin retorno, hasta tomar el poder e instalar una junta de gobierno para la transición”. De ser ciertas las denuncias de Maduro y esta “operación”, significarían un salto en los métodos de violencia usados por quienes buscan salir por la fuerza del gobierno de Maduro.

De cualquier manera, quienes nos reivindicamos socialistas revolucionarios, que desde siempre nos hemos opuesto desde la izquierda tanto al gobierno (no solo con Maduro sino desde los tiempos de Chávez), como a la oposición de derecha y a la injerencia imperialista, repudiamos estos hechos vengan de donde vengan. Sin que esto signifique en modo alguno apoyo al Gobierno de Maduro, repudiamos estos métodos en los que camarillas de conspiradores militares pretenden tomar en sus manos la resolución del conflicto social y político.

Así mismo, rechazamos desde ya que estos hechos puedan ser utilizados en adelante por el Gobierno nacional para reforzar mecanismos represivos contra las libertades democráticas, que pueden recaer con particular fuerza sobre la importante dinámica de luchas del movimiento obrero por salarios. En modo alguno debemos tolerar que estos hechos sean tomados como argumento, como excusa, para querer acallar los reclamos de los trabajadores y el pueblo pobre, que se ponen de pie contra esta verdadera tragedia social que estamos padeciendo por la aguda crisis económica que nos descargan Gobierno y empresarios.






Temas relacionados

Crisis Venezuela   /   FANB   /   Política Venezuela   /   Nicolás Maduro   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO