Internacional

CORONAVIRUS Y CLASE OBRERA

Francia: numerosos sindicatos exigen el cierre de la producción no esencial en fábricas de aviones

Este jueves 26 de marzo varios sindicatos de la aeronáutica francesa se han coordinado para exigir condiciones de seguridad y el cierre de los centros de trabajo no esenciales.

Jueves 26 de marzo | 16:28

En una acción inédita, sindicatos de diferentes empresas aeronáuticas y subcontratas de la empresa Airbus se han reunido y han emitido un comunicado común, rechazando la vuelta al trabajo por no tener condiciones de seguridad sanitaria, y en sectores que no son esenciales para el abastecimiento de la población ni para el reforzamiento de la salud, como es la producción de aviones.

“Estamos en guerra. El gobierno acaba de aprobar ordenanzas que refuerzan el confinamiento y eliminan los derechos laborales. Y mientras tanto, los directivos de las empresas nos piden que volvamos a trabajar. Por un lado, están imponiendo miles de multas para confinar a la gente, y, por otro lado, nos piden que mantengamos las fábricas en funcionamiento. Esto es irresponsabilidad”, señalan.

“La carta escrita por Airbus el martes 18 de marzo no era, por lo tanto, una fake news. La dirección de Airbus determinó la reanudación del trabajo para el lunes 23 de marzo. Después de esto, las empresas subcontratistas también piden la reanudación del trabajo a sus empleados, argumentando que se deben cumplir los requisitos del cliente de Airbus”, explican.

Y denuncian también que “la dirección de una empresa de subcontratación llegó a ordenar a todos los empleados que vuelvan al trabajo, utilizando palabras como ‘la gente tendrá que elegir de qué quiere morir, por el virus o de hambre’".

Los sindicatos concluyen en su declaración unitaria que “cuando todo va bien, uno no puede compartir su riqueza; cuando todo va mal, todavía tienes que producirla. Esta crisis nos muestra un sistema que se está agotando, que requiere profundas transformaciones”.

Al mismo tiempo, los trabajadores aeronáuticos cuestionan el hecho de que mientras “Airbus ofrece mascarillas, guantes y uniformes para proteger a los empleados en el lugar, los servicios médicos piden ayuda para proporcionar equipos para los trabajadores sanitarios y los pacientes. Todas estas mascarillas deben ser entregadas al personal médico con carácter de urgencia”.

“Se nos está haciendo correr riesgos para hacer cosas no esenciales ante la crisis sanitaria. Nuestra salud debe estar antes que los beneficios”, explican. Y finalmente, incorporan una cuestión crucial frente a la dimensión de la crisis sanitaria que se vive en Francia y en otros países. En el comunicado afirman que “varios sectores y países se están planteando la cuestión de la reorientación de la producción, por ejemplo, para fabricar respiradores artificiales; la cuestión se plantea también para el sector de la aeronáutica”.

Ante la más que probable crisis económica y social que seguirá a la crisis sanitaria actual, los trabajadores aeronáuticos también exigen medidas de urgencia: “Nuestros sindicatos CGT y UNSA-Aérien del sector aeronáutico exigen el pago del 100% de los salarios durante el período de confinamiento para todos los empleados que no puedan optar al teletrabajo, para el cuidado de los niños o que padezcan enfermedades de larga duración. ¡Las ganancias generadas por la industria permiten que esto suceda!

Sindicatos como UNSA-Aérien DERICHBOURG, CGT TOFER, CGT Airbus aircraft, CGT Airbus Defense&Space, CGT Latécoère, CGT Safran Power Unit, CGT Collins, CGT Ratier-Figeac, CGT Figeac-Aéro, CGT Safran Nacelles, CGT Mécachrome, CGT Atelier Haute Garonne, CGT SOGETI, CGT Ventana, CGT Dassault-Argenteuil, Safran Electrical Power, SES, Safran Villemur, CGT OTIS, CGT LIEBHERR Aerospace, CGT Technal, CGT ONERA, y otros, se han sumado a esta iniciativa, para enfrentar la presión de las patronales aeronáuticas.

En otros países, como en el Estado español, los trabajadores del sector aeronáutico también están haciendo exigencias similares. Para el 30 de marzo está anunciada una huelga en todas las empresas de Airbus con sede española, mientras que varias empresas subcontratistas están denunciando la misma situación. Mientras los aviones están en tierra o vuelan vacíos, las patronales presionan a los trabajadores para seguir produciendo piezas de aviones, para no perder la competencia en el mercado, aun a costa de arriesgar la vida de todos.






Temas relacionados

Airbus   /   Avión   /   Trabajadores aeronáuticos   /   Aeronáuticos   /   Francia   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO