Cultura

TRIBUNA ABIERTA

Fermín Revueltas, alegoría de una muerte interrumpida

Si bien es cierto el profundo sentimiento de ansiedad que nos remite una muerte no anunciada, vemos en ésta los efectos de la atemporalidad de una persona que murió en cuerpo y no espíritu.

Camila Revueltas

@CamilaRevueltas

Domingo 9 de septiembre | 17:44

Volcaba su energía en la construcción de ambientes, los cuales fueran aptos para cualquier individuo que buscará aventurarse con un poco de imaginación. Sin dejar de lado a nadie, las temáticas que acaudalaron sus ríos surgieron de una devoción a lo callejero, a una vida cotidiana, dando un seguimiento a los acontecimientos sociales, llenos de historias retratadas visualmente.

Sus orígenes dentro de la representación gráfica fueron en paralelo con su vocación a la enseñanza, Revueltas, no solo sucumbía ante las temáticas sociales, sino que a la par, tenía una inquietud por las formas orgánicas dentro de la naturaleza, solía pasar largas horas observando las reacciones al viento de las ramas y la fuerza con la que algo tan invisible como el viento podía mover montañas si se lo proponía.

Pasados sus estudios universitarios y ya habiendo regresado a México, Revueltas dedicó su vida al arte y a la promoción de las obras que conoceríamos hasta ahora, se cree incluso, que fue el precursor del diseño editorial en México, con diversas portadas en las cuales, a diferencia de sus pinturas, retrataba un lado más revolucionario de nuestro país, mostraba problemáticas sociales fuertes de manera abstracta.

A mi perspectiva, fue un autodidacta, dedicado a entender las formas que genera el movimiento del viento, y las diversas perspectivas que te otorga un campo abierto, los países rurales eran algo impactante para él, en charlas con mi padre, me llegó a comentar que era sabido que varias de las técnicas que el empleaba al momento de pintar sus obras, las había aprendido de forma esporádica, fugacidad y aliento son figuras que podemos retomar de la obra de Revueltas.

Creía en un México incluyente, en una educación gratuita, buscó por largo tiempo conservar los valores de las EPAL, para que cualquier persona pudiera tener acceso a una educación artística gratuita ya que conocía la importancia de ella. Por un tiempo emprendió en misiones culturales donde se pretendía reintegrar a los indígenas por medio de la impartición de un programa de alfabetización en el cual, se pretendía la enseñanza de las artes.

Revueltas creía firmemente en la sensibilización del ser humano por medio de la expresión cultural, fue mal entendido en diversas ocasiones y acusado falsamente de fascista, al no haber tenido éxito estás falacias, Revueltas retoma su carrera y continua con lo que sería nuestro legado como descendientes de Fermín.

“Viva la revolución social” se encuentra inscrito en uno de sus vitrales más importantes, y ha formado parte de nuestro bagaje familiar, como bisnieta del pintor he crecido rodeada de su colección privada la cual perteneció a mi abuelo, su único hijo, el Ingeniero Silvestre Revueltas, admirando los trazos llenos de libertad que inundan sus obras, su profunda dedicación al diseño editorial realizado para “Crisol” fundada en 1929, revista la cual fundamentaba sus ideales en la lucha por la libertad social.

Revueltas vive como un ejemplo de dedicación y de perfeccionamiento humano, sus obras nos educaron y nos hicieron empáticos con las problemáticas sociales que no han sido resueltas, Revueltas vive en toda su familia, como la idea de superación más allá de los estereotipos y más allá de lo impuesto por la sociedad, en una serie de pensamientos que nos han forjado como simpatizantes del pueblo y de sus necesidades.

Revueltas no es solo un apellido, es una forma de vida.






Temas relacionados

Fermín Revueltas   /   muralismo   /   Revolución Social   /   Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO