Sociedad

PRECARIZACIÓN LABORAL

Evaluación de Asher & Lyric apunta que México es el país más precario de la OCDE

Según datos de este sitio de origen australiano, México es el país miembro de la OCDE peor evaluado en servicios como salud, educación y seguridad. Con la pandemia actual, la precarización y la falta de dignidad de vida se extendieron aún más.

Sábado 1ro de agosto | 12:29

De entre los 35 países miembros de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), el peor para criar una familia es México, éste fue el resultado de la evaluación del estudio “The best countries for raising a family in 2020” (Los mejores países para criar una familia en 2020), presentado por el sitio australiano de investigación de viajes Asher & Lyric, donde Estados Unidos aparece en el penúltimo lugar.

El análisis se basó en 30 factores que fueron agrupados en 6 indicadores que se determinan como necesarios para la crianza de un hijo o hija: seguridad, felicidad, costo, salud, educación y tiempo.

En la mitad de estos indicadores México obtuvo el último lugar, además de que no fue muy provechoso el resultado en el resto de los indicadores; en el de costo de vida no pudo ser evaluado, ya que la firma declaró no contar con suficientes datos.
En la categoría de tiempo México fue rebasado sólo por Estados Unidos y en la de felicidad el perdedor fue Corea del Sur, mientras que México ocupó el lugar 5 entre los peores. ¿A qué se debe esta situación?

Educación

Los planes educativos se han ido encareciendo en contenidos y la nueva administración no se ha involucrado en esa situación, sino que retomó el plan educativo de la reforma anterior a la que dice haber cancelado.

No se destina suficiente presupuesto a la educación, lo que perjudica la obtención de plazas docentes y el ingreso de estudiantes a las escuelas, mismas que se encuentran hacinadas porque son insuficientes y los espacios carentes de mantenimiento significan un peligro en un país de sismos.

Con la pandemia por Covid-19, el presupuesto a la cultura y la educación se redujo para canalizarlo al sector salud. Sin embargo, el presupuesto a la Guardia Nacional sigue intacto y cumpliendo las órdenes del establishment de Estados Unidos contra los inmigrantes.

Te puede interesar: Exigimos presupuesto para las universidades, no para reprimir migrantes

De acuerdo con los datos del estudio, en México la cifra de adolescentes de 15 a 19 años inscritos en la escuela es la más baja, con el 61.1%, y está calificada con el peor desempeño en lectura, matemáticas y ciencias; a pesar de los intentos de las escuelas por evitar la reprobación y la repetición de grado, ya que implican costos elevados del erario público.

La pandemia mostró cómo las carencias en educación se profundizaron con la generalización de la modalidad a distancia, donde miles de estudiantes se quedaron sin poder establecer comunicación con sus escuelas y otros abandonaron sus estudios.

Sólo el 90% de los niños asisten a la escuela primaria y únicamente el 25.9% continúa a la educación superior después de su adolescencia. Esto muestra que la propuesta del gobierno de establecer como pública la educación superior no es suficiente, ni siquiera permite el acceso incondicional, la carestía de la vida obliga a trabajar a la población desde edades muy tempranas sin darles tiempo para el estudio.

Seguridad

La tasa de homicidios, la peor, se calcula de 34.1 por cada 100 mil habitantes y ha ido aumentando año con año desde 2014. La percepción de seguridad en la población, de 60 puntos, es la más baja de entre los 35 países.

El feminicidio aumentó con la pandemia de 9 a 10 u 11 mujeres al día. En otro estudio de este mismo sitio, donde se evaluó a los peores países para que una mujer viaje sola, México ocupa el quinto lugar.

El presidente niega la existencia de la violencia contra las mujeres, no hay presupuesto para refugios que nos protejan y las campañas gubernamentales normalizan la violencia. Acciones como el intento de quitar la tipificación de feminicidio y la penalización del aborto encubren la violencia machista.

Salud

En el sector salud, se valoró una gran desigualdad de atención médica. El sistema de salud pública es insuficiente para cubrir todas las necesidades de la población y el reciente enfoque en la atención de enfermos de Covid-19 agudizó esta carencia.

Aunado a esto, se estima que el 99.9 % de la población está expuesta a contaminación en el aire, muy por encima de los límites ideales establecidos por la Organización Mundial de la salud (OMS), lo que afecta la salud a largo plazo.

Producto de la carestía en estos tres ámbitos sociales, el embarazo en niñas es muy frecuente en México. La falta de acceso a métodos anticonceptivos y al sistema de salud social, la violencia sexual y la carencia de educación sexual integral, ha provocado que decenas de mujeres de los 9 a los 19 años mueran anualmente porque su cuerpo no está preparado para la gestación o el parto, además de la muerte por la práctica de abortos clandestinos en sitios insalubres.

La falta de derechos laborales

La mayoría de empleos en México son informales, dejando a la población desamparada de derechos y con trabajos que exigen una elevada cantidad de tiempo a cambio de un sustento que no cubre las necesidades de la canasta básica.

Los empleos generalmente no cuentan con permisos de maternidad ni paternidad remunerados, las políticas de días de enfermedad pagados y vacaciones anuales pagadas son carentes tan solo por encima de Estados Unidos.

La crisis económica que trajo la pandemia resultó potenciada por la falta de derechos laborales y la ausencia de políticas que protegieran a las y los trabajadores por encima de los intereses de los empresarios en contra de los despidos, los recortes salariales y la falta de insumos de seguridad en el empleo.

El Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), estima que en México la población en pobreza laboral aumentó a 54.9% en mayo. Esto significa que alrededor de 70 millones de habitantes carecen de un ingreso suficiente para cubrir los costos de la canasta básica, lo que afecta el bienestar en la vida de las y los trabajadores.

Lejos de la extinción de la política neoliberal, el gobierno avanzó contra derechos a la salud y la educación con esta pandemia, la realidad contradice la retórica de las autoridades.

Es necesario que las y los trabajadores nos organicemos bajo nuestros propios intereses y por la consecución de todos nuestros derechos. Te invitamos a formar parte de los comités del Movimiento Nacional Contra la Precarización y los Despidos, entra a la página de Facebook: https://www.facebook.com/Movimiento-Nacional-contra-la-Precarizaci%C3%B3n-Laboral-y-los-Despidos-110924477326786/ y contáctanos.

Aquí el enlace al estudio de A&L completo.

*Teresa Aguilar forma parte de la Agrupación Magisterial y Normalista Nuestra Clase






Temas relacionados

Violencia Estructural   /   Precarización laboral   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO