Mundo Obrero México

APRENDE EN CASA

Estrella Monserrat, una alumna víctima de la educación a distancia

La educación a distancia obliga a docentes, alumnos y madres de familia a presionarse peligrosamente para entregar tareas, trabajos, documentos y/o evaluaciones, con el fin de simular que las clases en línea y el “Aprende en casa” son funcionales.

Viernes 13 de noviembre

La discriminatoria educación a distancia

Una menor de 12 años, estudiante de la Secundaria Técnica 71 en Martínez de la Torre, Veracruz falleció debido a un derrame cerebral el pasado 5 de noviembre.

La alumna identificada como Estrella Monserrat, originaria de Puebla, estuvo internada en el hospital como consecuencia de un derrame cerebral, del cual no logró recuperarse, informa SDP.

De acuerdo con la mamá de Estrella, la estudiante fue víctima del modelo educativo a distancia y la “inconsciencia” de su profesora, quien la sobrecargó de tareas.

Esta noticia es aberrante pues es el claro ejemplo de lo que vivimos alumnos, madres de familia y maestras y maestros, que somos víctimas del nuevo sistema educativo a distancia que ha jugado como un simulador del proceso de enseñanza.

Me parece acertado el argumento de la madre en culpar a la educación a distancia del fallecimiento de su hija. Sin embargo y con todo respeto, no me parece que la principal responsable de la muerte de la alumna haya sido la maestra, considero que el verdadero responsable es el Estado.

¿Por qué el Estado es el responsable de la muerte de esta alumna?

Dada la emergencia sanitaria y social que estamos viviendo por la pandemia, el Estado tiene la obligación de brindar los medios y las herramientas de trabajo a los y las maestras, también esta obligación la tiene con los millones de niñas, niños y adolescentes (NNA) para brindarles el acceso a la educación, pues es un derecho constitucional.

Sin embargo, el gobierno de AMLO y la 4T se han deslindado de dicha labor y por el contrario, nos obligan a entrar en su discriminatorio juego de la educación a distancia. Mientras tanto, aseguran los planes de austeridad reduciendo el presupuesto educativo, como lo demuestra el anuncio de la extinción de las escuelas normales con la disminución del 95% de su presupuesto para 2021, así como la eliminación de 13 programas educativos y el recorte del presupuesto para 40 programas de este sector.

La consigna del presidente de “gobernar para ricos y pobres”, solo ha sido efectiva para los ricos, pues les ofrece múltiples sectores sociales con los cuales los empresarios están haciendo enormes negocios y uno de ellos es la educación pública.

Desde hace varios años, la cúpula empresarial ha puesto los ojos sobre sector educativo, pues a pesar de que no genera riquezas, la educación es una poderosa arma ideológica. Por tanto, la burguesía busca inferir en los planes educativos para moldear las mentes de las nuevas generaciones, los cuales serán los futuros trabajadores de sus fábricas y empresas.

Además, estos ricos buscan la manera de generar ganancias con la educación como lo ha sido el programa antipedagógico “Aprende en Casa”, asegurando contratos millonarios a las televisoras que por años han denostado la labor de los miles de profesores. Otro caso es de las clases en línea, que ha fortalecido y elevado las ganancias de los empresarios de las telecomunicaciones como Carlos Slim y Ricardo Salinas Pliego.

El secretario de educación Esteban Moctezuma, mantiene constante comunicación con los empresarios, asegurándoles contratos millonarios del erario público como fue en el mes de marzo y los 969 millones de pesos otorgados a Salinas Pliego por concepto de aseguramiento para las escuelas públicas. Moctezuma se jacta de decir que el “Aprende en casa” es un éxito, pero no ha dicho nada sobre las condiciones en las que se encuentran nuestros alumnos e incluso los padres y madres de familia, que son los principales que perfilan en los millones de despedidos y de las reducciones salariales.

Las autoridades educativas también juegan el papel de hostigar e intimidar laboralmente a los y las docentes, haciéndose cómplices al triplicar las jornadas de trabajo, la carga administrativa y las decenas de elaboraciones de documentos para argumentar que estamos trabajando, cursos en línea, reuniones, etc.

Estrés y ansiedad en alumnos, madres y maestras

La vida durante la pandemia se ha tornado muy complicada y se dificulta más por las condiciones económicas de precariedad, a las que que están siendo arrojadas millones de familias pobres y trabajadoras. Asimismo, a diario esta la preocupación ante el posible contagio del covid en nuestras familias, amigos y en nosotros mismos. Algunos otros sectores han contraído este virus y muchos otros han fallecido. Estos números todos los días aumentan por miles, tan alarmantes son los contagios que estamos muy cerca de llegar al millón de contagios y a los cien mil fallecidos por la pandemia de acuerdo a las cifras oficiales, aunque es muy dudosa la veracidad de sus cifras según alertan organismos internacionales.

Las NNA son sectores que están siendo muy golpeados por esta realidad, mediante las redes sociales han expresado su inconformidad sobre las excesivas tareas y trabajos escolares, evidenciando que están hartos de esta farsa porque la educación se ha reducido a entregas, mientras que el aprendizaje ha pasado al último plano. Además los planes de estudio no están hechos para una educación a distancia, ni se ha ajustado a las necesidades de los educandos para cuestionar lo que está pasando y que hacer.

Lo anterior ha alimentado el rezago educativo, así como la deserción escolar, y esto abona a afectar la salud mental de los involucrados, tanto para los estudiantes, madres de familia y profesoras, generando efectos lamentables como la muerte de esta alumna en Puebla.

¿Qué podemos hacer?

El fallecimiento de la alumna Estrella Monserrat pudo ser evitado. Su muerte nos debe de generar mucha rabia y es por eso que urge la organización independiente del magisterio con las madres y padres o tutores de nuestros alumnos, para ganar las calles y poner un alto ante los atropellos que nos están imponiendo y los que amenazan con implementar.

Otro sector que ha ayudado a garantizar las terribles condiciones antes descritas son los charros del SNTE, que legitiman las condiciones de precarización laboral para el magisterio. En el caso de la CNTE, opino que debería ser más dura en repudiar las condiciones en las que estamos laborando y en las que se encuentran nuestros alumnos y sus familias. La CNTE debe reoconocer que el gobierno de la 4T está siendo garante de la privatización y desmantelamiento de la educación, por lo tanto, no podemos seguir confiando en sus mesas de negociación y debemos apostar a la organización desde las bases y la movilización en las calles en unidad con otros sectores en lucha.

No formaremos parte de su farsa y de esta educación a distancia que no toma en cuenta a los estudiantes, ni a los y las docentes y que solo ve por el beneficio de ganancia de los empresarios.

Exigimos que el gobierno tome su responsabilidad en brindar las herramientas de trabajo y tecnológicas tanto a docentes y alumnos, así como redes de internet gratuito para todas las casas y con buena conectividad. Si no pueden garantizar que esto sea así, entonces que se cancele el ciclo escolar. Primero están las vidas y el bienestar de los educandos y las maestras y maestros.

Demandamos el aumento del presupuesto a la educación, la salud y demás necesidades sociales sobre la base del no pago de la deuda externa, con impuestos a las grandes fortunas de estos magnates y redireccionando el presupuesto destinado a los megaproyectos, la Guardia Nacional y la militarización.

* Rosa García es maestra de primaria en la CDMX e integrante de la Agrupación Nuestra Clase y Pan y Rosas






Temas relacionados

Aprende en casa II   /   Mundo Obrero México   /   Magisterio   /   Educación

Comentarios

DEJAR COMENTARIO