Política México

PANDEMIA

Estimaciones oficiales tardías establecen nuevo récord de contagios por covid-19

Ante el aumento sin control de contagios por Covid-19, la Secretaría de Salud ha ido incorporando nuevas formas para medir los contagios por día, ya son añadidas, por ejemplo, las personas que presenten síntomas y convivan con pacientes confirmados por Covid-19 con prueba PCR.

Viernes 8 de enero | 22:35

Esto muestra que la pandemia está totalmente fuera de control y a la Secretaría ya no le ha quedado más que emplear tardíamente metodologías que les permiten medir mejor la catástrofe a la que cada vez se muestran más incapaces para contener.

El jueves 6 de enero se reportaron 13,734 nuevos casos de Covid-19, cantidad mayor que el 5 de enero. Con esta cifra, varios medios volvieron a hacer escándalo, anunciando un nuevo récord de contagios por día, sin embargo, no informan que las cifras que ofrece la Secretaría de Salud han ido modificando su metodología, lo que muestra -de hecho- que la pandemia sigue sin control y ante la incapacidad de las autoridades mexicanas para contener los contagios, sus datos se vuelven volátiles.

Debido a la estrategia de austeridad para atender la pandemia, las autoridades mexicanas -en voz de su vocero, López-Gatell- decidieron no hacer pruebas PCR masivas para detectar el contagio y contener su brutal aumento. Es inaudito que hayan preferido mantener los ignominiosos pagos de la deuda pública (autorizados en el presupuesto de egresos de la federación 2021), que destinar recursos para este tipo de pruebas, por ejemplo.

En esta misma lógica de no destinar recursos, emplearon nuevas formas para detectar Covid-19. Por ejemplo, toman como nuevos casos confirmados a personas que conviven con pacientes confirmados por Covid-19 por prueba de laboratorio.

Parecería que las nuevas formas de contar nuevos casos (PCR, asociación y dictaminación) es adecuada, pero su aplicación hipertardía en realidad es un acto fallido, pues muestra que la pandemia está totalmente fuera de control y no les ha quedado otra más que tomar en cuenta este tipo de situaciones, pero sin seguir realizando pruebas masivas.

Es decir, la estrategia del gobierno siempre ha ido rezagada para tomar las medidas adecuadas en momentos clave. Antes de que este tipo de conteo se realizara, quienes presentaban síntomas no eran atendidos, muchos menos contabilizados como casos de Covid-19, sino hasta que los pacientes ya estaban muy graves y la prueba de PCR daba positivo (en caso de que se la hicieran), muchos de los cuales no lograron salvar la vida por la tardía atención médica a la que empujaba la estrategia de la autoridad sanitaria.

Te puede interesar: Cuando la negligencia mata: primera mujer muere por covid-19 en México.

Ya en ocasiones anteriores, la misma Secretaría anunciaba que había un subregistro de sus casos confirmados. A estas alturas de la pandemia, estas cifras, que los medios escandalizan como récord, demuestran más la incapacidad incluso para realizar mejores conteos pues la pandemia ya rebasó los mismos cálculos de las autoridades. Estas cifras, seguramente muy por debajo de mejores metodologías y aproximaciones, son un reflejo de la estrategia fallida para contener los contagios y las muertes por Covid-19.






Temas relacionados

Covid-19   /   Cuarta Transformación de AMLO   /   Política México

Comentarios

DEJAR COMENTARIO