Mundo Obrero México

UNAM

Esta contingencia evidencia lo esencial de las trabajadoras y los trabajadores de la UNAM

Se visibiliza la importancia de las trabajadoras y trabajadores administrativos de la UNAM en esta contingencia.

Viernes 17 de abril | 23:39

Debido a la contingencia sanitaria por el COVID-19 decretada por el Estado y la Secretaria de Salud, la UNAM determinó tomar las medidas pertinentes para proteger a la comunidad universitaria, de esta pandemia que afecta el país.

En pie laborando [email protected] Vigilantes y Auxiliares de intendencia

Se suspendieron las actividades académicas y administrativas en la UNAM, primero parcialmente a partir de 17 de marzo y el viernes 20 de marzo se cerró totalmente la universidad.

Sin embargo, “la UNAM no se detiene”, en varias dependencias e institutos, grupos de investigadores y académicos continúan trabajando en actividades que “no pueden parar”, como son: las áreas de investigación, laboratorios, ranchos, etc, así como el Centro Médico donde se están aplicando pruebas para la detención del COVID-19 a la comunidad universitaria y Tienda UNAM donde se canjean los vales de despensa.

Ante esto, es importante mirar y valorar el papel que desempeñan nuestros compañeros administrativos que están asistiendo a laborar y que son una pieza clave para el desarrollo de las actividades en la UNAM y que en estos momentos de contingencia se demuestra que son esenciales. En especial los vigilantes y los auxiliares de intendencia, dos categorías de los sectores con los salarios más bajos dentro de la universidad.

Los vigilantes por la naturaleza de sus funciones tienen que asistir en su jornada normal, su objetivo principal es “proteger y salvaguardar la integridad física y moral de los miembros de la comunidad, así como los bienes patrimoniales”, como lo dice en el reglamento de personal de vigilancia en su artículo 2; actividad loable como todos los trabajos que hacen posible el funcionamiento de la universidad.

La limpieza es la actividad clave para generar condiciones necesarias para desarrollar cualquier trabajo y, en el caso de la salud, es fundamental. La labor de los [email protected] auxiliares de intendencia se vuelve fundamental, pues son ellos quienes realizan el aseo de todas las áreas de la universidad que no paran.

No son médicos, ni enfermeras, pero son personal imprescindible para el desarrollo de las actividades académicas y de investigación, principalmente en la UNAM.

La Tienda UNAM no ha cerrado sus puertas, para dar servicio a las necesidades de miles de trabajadores que surten la despensa, ha sido un gran ejemplo de la organización, limpieza y compromiso de los trabajadores sindicalizados.

Sin embargo, estas labores contrastan en varios casos con el desinterés de las distintas administraciones de las dependencias hacia el cuidado de los trabajadores y se refleja en no proporcionar o retrasar el equipo para realizar las funciones, así como el material del cuidado personal, como son cubrebocas y gel antibacterial.

Trabajos esenciales en la Biblioteca Central

En Biblioteca Central, los trabajadores y trabajadoras que son vigilantes están laborando en su jornada que les corresponde, turno matutino, vespertino, nocturno y especial (sábados, domingos y días festivos), donde la realización de la limpieza ha sido desigual.

Esto se vio claramente en los 9 días de la semana santa que son días festivos, donde solo una compañera de ese turno estuvo laborando con otros vigilantes rolados con jornada extraordinaria. No tuvieron el aseo correspondiente durante ese tiempo, ni les proporcionaron los insumos necesarios como es el cubrebocas; y aunque avisaron a los delegados sindicales de la dependencia, estas condiciones permanecen.

Actualmente no se está realizando la limpieza en ningún turno y aunque hay trabajadores dispuestos a asistir, no hay claridad de por qué la administración decidió detener la solicitud de jornada extraordinaria para auxiliares de intendencia y garantizar las condiciones de higiene y salubridad para todos los trabajadores, que están asistiendo a laborar, demostrando su insensibilidad hacia la salud de los mismos.

La contingencia continuará por un largo tiempo, por lo que los vigilantes y algunos auxiliares de intendencia de varias dependencias de la UNAM, continuarán laborando.

Exigimos que se tomen las medidas necesarias para las trabajadoras y los trabajadores y se les proporcione los requerimientos necesarios para el desempeño de sus labores, y la limpieza correspondiente para garantizar la integridad de su salud.

Los delegados de las dependencias tienen en todo momento, la responsabilidad de velar por los derechos de los trabajadores y la Comisión Central de Seguridad y Salud en el Trabajo vigilar la aplicación de la Carta Compromiso que firmaron el 19 de marzo junto con la UNAM, donde se obligan a revisar los requerimientos necesarios para la protección de los trabajadores.

La mayoría de los trabajadores administrativos de la UNAM tenemos la oportunidad de resguardarnos en casa, pero tenemos que estar alertas en todo momento, la unidad y la organización de los trabajadores es clave e importante para exigir las medidas necesarias para el desarrollo del trabajo de nuestros compañeros ante esta contingencia






Temas relacionados

Desde las Bases STUNAM   /   Biblioteca Central   /   Mundo Obrero México   /   UNAM

Comentarios

DEJAR COMENTARIO