Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

En la Clínica Estrada hay fuerzas para vencer

Hace meses los trabajadores de la Clínica Estrada vienen protagonizando un conflicto agudo frente a un intento de los dueños de imponer 67 despidos. Cuentan con la complicidad de Cambiemos y el gobierno municipal de Grindetti.

Santiago Trinchero

@trincherotw

Janos Sedi Boka

@janossedi

Miércoles 24 de enero | Edición del día

Los trabajadores vienen resistiendo y realizando diversas medidas de lucha contra una patronal personificada por la dueña Miriam Solá, que viene de fundir la obra social Medicina Privada llegando al grado inhumano de dejar sin cobertura hasta enfermos de cáncer. De la misma manera vienen de imponer despidos en el Policlínico de Lomas de Zamora, del cual también la familia Solá es dueña, el policlínico actualmente se encuentra bajo síndico judicial. Esta familia se enriqueció a costa de la salud de sus pacientes y de los sueldos de los trabajadores. Mientras la Doctora Miriam Sola tiene en su cuenta de Twitter como portada la costa de una playa tomada desde la ventana de una lujosa habitación de un Hotel Resort y no deja de subir Twitts a favor de Macri, adeuda salarios y aguinaldo a sus trabajadores y despide de manera selectiva a quienes se organizan defendiendo sus derechos laborales.

Como fiel seguidora de Macri, obtuvo la cobertura del gobierno municipal de Grindetti y la bendición del ministro de trabajo provincial Marcelo Eugenio Villegas que le dieron el tiempo y la colaboración necesaria para preparar e imponer estos despidos. Lejos de "facilitar dar trabajo", el gobierno viene encubriendo un vaciamiento llevado adelante por este nefasto personaje. Como cabeza del Grupo Médico Redentor ya han logrado fundir el Policlínico de Lomas que desde el año pasado se encuentra administrado por un síndico judicial. También están retaceando las prestaciones de su obra social, Medicina Privada, dejando incluso sin tratamiento a pacientes con cáncer y a niños con autismo que necesitan tratamientos especializados que la empresa argumenta que deben recibirlos por fuera de la obra social y que luego reintegraran los gastos. Pero los afiliados denuncian que cuando hicieron esto la empresa les devolvió el dinero con cheques sin fondos. Un verdadero escándalo que pinta entera a una patronal que no le interesa la salud de sus pacientes sino mantener sus ganancias. Como si esto fuera poco, argumentan una crisis financiera que no reconoce ni el propio ministerio, que les negó la presentación del preventivo de crisis y que siguen administrando varias propiedades inmobiliarias, incluidos campos en la provincia de Buenos Aires. Como vienen denunciando los trabajadores de la clínica, se trata de despidos persecutorios dirigidos al sector de los trabajadores que venía cuestionando el vaciamiento encubierto que está llevando adelante el Grupo Medico Redentor.

Los trabajadores demuestran su temple resistiendo hace meses, pero lamentablemente el conflicto se encuentra aislado, y aquí la responsabilidad compete a los voceros locales del sindicato Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA) en una lamentable actuación donde solo proponen negociar un porcentaje de despidos y quieren arreglar todo en la mesa chica. Por su parte el que brilla por su ausencia y ya la mayoría de los trabajadores se preguntan dónde esta es Sergio Oyhamburu Secretario General de ATSA Zona Sur y flamante Secretario General CGT Regional Lomas de Zamora, vocal titular FATSA y concejal kirchnerista del PJ-Unidad Ciudadana del municipio de Lomas de Zamora. A este personaje este conflicto no le significo mayor importancia que una pequeña mención al pasar el 29 de diciembre en su cuenta de Twitter, cuando un medio levantó una entrevista que le hicieron por los despidos que viene habiendo en distintos lugares de zona sur.

posteriormente subió varias fotos de su brindis en las fiestas mientras más de 60 trabajadores afiliados a su sindicato no percibían sus salarios ni sus aguinaldos. Parecería que esta fría actitud nada tiene que envidiarle a la miserable Miriam Sola. El sindicato hasta el momento no hizo ningún aporte económico a estos trabajadores y sus familias que están resistiendo y luchando por la reincorporación, a su vez la conducción gremial se niegan a impulsar un fondo de lucha para que esta pelea no sea quebrada por hambre.

La familia Solá se juega al desgaste y cansancio de los trabajadores para imponer los despidos y el vaciamiento, Oyhamburu y la conducción del sindicato están siendo cómplices de esta política al mantener el conflicto aislado y dejando pasar los despidos.

Pero a pesar de esto hay fuerzas para vencer, por su parte los trabajadores impulsaron notables medidas de fuerza para hacerse oír, están en estado de asamblea permanente, pusieron en pie un Facebook para difundir su lucha.

Esta pelea los trabajadores la pueden ganar

Para enfrentar los despidos y luchar por las reincorporaciones es fundamental que los trabajadores se organicen de manera independiente exigiéndole a la conducción del sindicato que se ponga a la cabeza de esta lucha y deje de balbucear ya que hasta ahora el único rol que está jugando la conducción kirchnerista y pejotista del ATSA es de conciliar despidos traicionando la lucha.

Es necesario continuar impulsando la asamblea como único método legítimo de organización de los trabajadores, hay que conquistar la más amplia solidaridad de todas las organizaciones, centros de estudiantes y coordinar con todas las luchas en curso como los metalúrgicos de Stockl y los municipales de Quilmes. Hay que seguir los pasos del Hospital Posadas que movilizándose logró salir en los principales medios nacionales, para esto es necesario que los trabajadores se movilicen a la municipalidad de Lanús y al ministerio de trabajo demostrando que es un conflicto colectivo y no como pretende hacer la patronal de la clínica dividiendo a los trabajadores para que cada uno termine negociando indemnizaciones con abogados por separado y por sobre todo es necesario que los trabajadores impulsen el más amplio fondo de lucha para sostener económicamente esta pelea contra los despidos e impulsar la más amplia solidaridad de toda la comunidad.

Con todo esto podemos lograr romper el cerco mediático, que el conflicto llegue a todos lados y rodearlo de una importante solidaridad, y a su vez darle nuevas fuerzas morales y materiales, los trabajadores resisten demostrando que hay fuerzas para luchar y vencer, pero para lograrlo ya es urgentemente necesario superar a la conducción del ATSA que hasta ahora solo ha jugado un rol conciliador sin ponerse a la cabeza de la lucha hasta el final ya que negociar los despidos es equivalente a aceptarlos, los trabajadores están dando su juicio al respecto, es necesario dar un paso al frente para llevar esta lucha a otro nivel y poner en jaque al gobierno de cambiemos y torcerle el brazo a la patronal para lograr todas las reincorporaciones.







Temas relacionados

Clínica Estrada   /    Lanús   /    Provincia de Buenos Aires   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO