Mundo Obrero México

EDUCACIÓN PÚBLICA

Elitización de la universidad: el PEER y sus consecuencias en la UAM

A unos días de que finalice el primer trimestre de clases en línea de la UAM, te contamos las principales consecuencias de su implementación.

Lunes 13 de julio | 22:58

Desde el inicio del trimestre 20-I la administración de la universidad, por medio de los representantes de Colegio Académico durante la sesión 474, determinó que las clases ya no serían presenciales mediante la aprobación del Proyecto Emergente de Enseñanza Remota (PEER) con el pretexto de darle continuidad al trimestre en medio de la pandemia.

El PEER fue impuesto por las autoridades de la universidad y algunos académicos, que aprobaron lo que la propia ANUIES ya había discutido como “salida” frente a la crisis sanitaría.

El trimestre esta por finalizar y durante estos meses se han llevado a cabo diversas sesiones de Colegio Académico donde las autoridades han mostrado su cara más antidemocrática dejando a un lado a estudiantes, académicos y trabajadores administrativos, con despedidos a más de 100 académicos que tenían contrato de manera temporal, la propia aprobación del PEER y el recorte de 110 millones de pesos al presupuesto de la UAM.

Durante todo este tiempo miles de alumnos han mencionado que el PEER no es una iniciativa que favorezca la enseñanza a nivel superior debido a las grandes deficiencias que este contiene.

Las autoridades universitarias saben que el PEER es un fracaso educativo, que limita enormemente la enseñanza, precariza a los docentes mediante la desregularización de la jornada laboral y la exclusión de amplios sectores del estudiantado.

Por eso las autoridades han impulsado distintas medidas para intentar justificar una decisión completamente antidemocrática, en un primer momento la Rectoría General se les pidió a los alumnos que integraran comisiones (por unidad académica) para realizar un diagnóstico del PEER. Esto se llevó a cabo mediante un conversatorio virtual con los representantes de Consejo Divisional.

En un segundo momento, la UAM suspende las encuestas de evaluación docente que cada trimestre se realizan.

El tercer momento, la UAM anuncia que se abre un periodo extraordinario para dar de baja la UEA en que el alumno esta inscrito, en la cual no se contara la UEA como cursada, si la UEA no es dada de baja y no es acreditada (NA), esta no se subirá al Kardex y, la baja no repercutirá en la siguiente reinscripción al trimestre.

Los alumnos pertenecientes a Consejo Divisional vuelven a reiterar que muchos alumnos se han visto afectados por la implementación del PEER de distintas formas y se extiende una nueva invitación para que todos los alumnos externen los inconvenientes que han tenido durante este trimestre, ya sean de salud, económicos o relacionado con el rendimiento académico en cuanto a las UEA´s y la evaluación de las mismas, con el fin de discutir estas problemáticas con los coordinadores de cada división académica.

Primeros resultados del PEER

Cerca del 40% de la población estudiantil se tuvo que dar de baja por factores económicos, la falta de recursos y materiales como computadoras, tabletas o internet para continuar con su educación universitaria, cosa que la administración de la universidad no ha considerado en ningún momento, generando así una exclusión de estudiantes de bajos recursos.

Aunado a todo esto, un grupo de académicos, estudiantes y trabajadores de las diferentes unidades académicas de la UAM impulsaron un diagnostico del PEER para docentes, ya que la preocupación en torno a los efectos pedagógicos, sociales y emocionales que el PEER está causando es alta. Con este diagnóstico se pretende elaborar mecanismos más objetivos para el beneficio de toda la comunidad universitaria.

Pese a esto, en la sesión de Colegio Académico 479 se aprobó continuar con el PEER para el próximo trimestre, reafirmando el carácter profundamente antidemocrático de este órgano que es incapaz de retomar las consideraciones del conjunto de la comunidad universitaria.

Las autoridades de la UAM han vulnerado completamente el derecho a la educación de miles de estudiantes con la implementación de la modalidad de enseñanza remota y ha vulnerado los derechos laborales de miles de académicos, violando el Contrato Colectivo de Trabajo.

Es importante reconocer que la implementación del PEER no ha sido funcional en ninguna de las unidades académicas.

Es fundamental que los estudiantes, trabajadores académicos y administrativos veamos que el PEER refrenda la antidemocracia imperante en la UAM y es expresión del avance en la elitización de la educación superior, así como un avance en la precarización del gremio docente y administrativo, todo en el marco de una dura crisis económica que puede apuntar a un recorte al sector educativo.

La necesidad de refrendar el carácter mixto del sindicato hoy pasa por denunciar las condiciones laborales que impone el PEER, así como el despido de cien académicos. Por otro lado es fundamental que entre trabajadores y estudiantes soldemos lazos de unidad para que nuestra voz sea la que verdaderamente importe al momento de tomar decisiones fundamentales en nuestra universidad.

La UAM continúa con la exclusión de matrícula estudiantil mediante la implementación del examen en línea, tema que se abordará más a fondo en la siguiente nota.






Temas relacionados

Universidad Autónoma Metropolitana (UAM)   /   SITUAM   /   Mundo Obrero México   /   Educación   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO