PRIVATIZACIÓN DEL AGUA

El derecho al agua en cuestión: Corral rompe con agricultores y manda desalojo

La madrugada del lunes, el gobernador Javier Corral mandó desalojar a los manifestantes de la Caravana “SinAguaNoHayVida”, quienes tomaron el Palacio de Gobierno en protesta por la entrega del agua a los estados colindantes a Chihuahua.

Miércoles 26 de agosto de 2020 | 15:50

Luego de 5 días de manifestaciones y protestas, como el cierre parcial del centro histórico, debido a la Toma del Palacio y calles aledañas de la ciudad, por agricultores y habitantes de la región centro y sur del estado, el mandatario panista Javier Corral dispuso de una gran cantidad de antimotines y policías de vialidad para el desalojo de las y los manifestantes.
Aunque el conflicto sea añejo, arreció bajo las administraciones actuales, gracias a los jaloneos entre el gobierno de Corral y la administración de la 4T, quienes desde enero, en una “nueva” hegemonía por la demanda y usufructo del agua en el estado, estallaron el conflicto por el recurso hídrico de la cuenca del río Conchos, incluyendo las presas El Granero, Las Vírgenes y La Boquilla, una vez que el presidente, López Obrador, ordenó, con acuerdo del gobernador, a Blanca Jiménez recién delegada de la Conagua, extraer agua de las presas y cumplir con el Tratado de Aguas entre México y EEUU de 1944.

Integrantes de “SinAguaNoHayVida” sostuvieron que la entrega del agua, respetando el Tratado de 1944 afectará al sector agroindustrial, incluyendo a una economía de alrededor de 20 mil familias, extendidas entre 12 municipios de las regiones centro-sur y noreste del estado, implicando un déficit de 34 mil millones de pesos.

No obstante, la actitud contradictoria del gobernador Javier Corral, quien en un principio se ubicó como parte integral del movimiento, al lado de los agricultores, y más tarde, en declaraciones posteriores, reconoció que existen intereses políticos y partidarios en las protestas y manifestaciones de la Caravana “SinAguaNoHayVida”, situación que además de colocarle de nuevo, como traidor a su palabra y de sus propios aliados, permitió clarificar mejor intereses y objetivos de la iniciativa.

La problemática del agua en Chihuahua

Resultó evidente la fuerza del sector agroindustrial en el estado de Chihuahua, sin embargo, las relaciones con el gobernador Javier Corral, sus ligues con el Consejo Nacional Ciudadano, así como por la participación de algunos integrantes del FRENNA, evidenciaron el conflicto partidista contra la federación y dejaron al descubierto, el uso de la problemática del agua, más como botín político para las elecciones del próximo 2021, que como la problemática qué es.

Es importante recordar que durante los días que duró el Palacio de Gobierno tomado, las cámaras empresariales y asociaciones agroindustriales de la región, emitieron sendos comunicados y sumaron desplegados en apoyo a la lucha y manifestaciones, para finalmente acordar la entrega de 100 millones de metros cúbicos más de la presa Las Vírgenes y del Granero, con tal de evitar que extraigan más agua de La Boquilla.

Como hemos escritoen otras ocasiones, más allá del evidente manejo político y electoral en que incurren ambas autoridades, las del estado frente a la federación, existe un verdadero problema hídrico en el estado de Chihuahua, derivado de la sobreexplotación de los mantos freáticos en el estado, en donde no se trata solo de un problema de escasez del vital líquido derivado de una “mala” administración en las presas que, sin negarlo, existe un problema mayor.

Chihuahua destaca a nivel nacional en producción de nuez, algodón, alfalfa, chile verde, manzana, avena forrajera y de grano, cebolla, sandía, melón, calabaza, pepino y cacahuate. Es el tercer productor de maíz forrajero y el cuarto en frijol. De igual forma la cuenca lechera de la región Lagunera, depende en un 40% de la alfalfa sembrada en nuestro estado.

Te puede interesar: Renuevan disputas federación y estado por el agua a costa de la población

Si agregamos que la Nuez, Alfalfa y otros productos son utilizados principalmente para la exportación, sea nacional e internacional, bien podemos sostener que Chihuahua es el único estado del país que, siendo semidesértico en 2 de sus 3 partes, se da el lujo de exportar agua.

La propia Conagua indica a los 13 principales mantos freáticos del estado de Chihuahua sobreexplotados.

Cabe aclarar que el problema no solo afecta a los productores del sector agroindustrial, como indican las autoridades, sino que impacta mayormente a jornaleros y todo tipo de trabajadoras y trabajadores del campo, quienes junto con sus familias terminan siendo los más afectados. Lo anterior, sin mencionar el daño y/o efectos que tarde o temprano terminarán por impactar el suministro del vital líquido en ciudades como la frontera Ciudad Juárez y la capital.

Por una verdadera atención al problema de agua

Los gobiernos federales a través de la Conagua, así como administraciones estatales, incluida la actual panista, han sido parte integral del otorgamiento de permisos y concesiones para la perforación de pozos de agua, incluyendo zonas de veda.

Además de los escándalos y aquelarres institucionales, lo cierto, es que por medio de la Conagua se han permitido cientos de permisos a lo largo y ancho del estado, para la perforación de pozos, legales e ilegales, en donde se han beneficiado principalmente empresas, o grupos específicos de la región.

Ejemplos como la instalación de la Heinekein en Meoqui, la venta del agua en el Ejido Sacramento a una filial de la Coca-Cola, así como el otorgamiento indiscriminado de permisos para fraccionadoras urbanas y/o empresas relacionadas con la construcción y minería, principalmente, dejan ver el uso mercantilista del agua y no se observa el acceso al recurso hídrico, como un derecho primordial para la vida humana.

Desde La Izquierda Diario y el Movimiento de Trabajadores Socialistas, llamamos a la defensa del agua como el derecho básico e indispensable para la vida, el agua no es una mercancía.

El otorgamiento de concesiones para pozos clandestinos de agua, así como los ubicados en zona de veda, deben cesar y detenerse por completo, del mismo modo, que se deben revisar las concesiones otorgadas sean rurales y/o urbanas, como es el caso de las crecientes fraccionadoras.

Urge la planificación no solo de la agricultura en el estado de Chihuahua, sino también del uso y usufructo del agua, en beneficio de toda la población y no de las demandas transnacionales que priorizan los monocultivos o plantas que requieren grandes cantidades de agua.

A diferencia de lo que promueven algunos funcionarios de la administración de Javier Corral, no estamos ante ninguna “Guerra por el Agua”, lo que estamos viviendo en el estado de Chihuahua son los problemas por el avance la Privatización del agua a costa de sus habitantes, como podemos constatar con la “nueva” Ley Estatal de Aguas del 2018, que permite la participación abierta de empresarios en las Juntas de Aguas, como ya sucede en la capital del estado, en un claro adelanto hacia la privatización y el encarecimiento del vital líquido.






Temas relacionados

Javier Corral   /   Chihuahua   /   Agua

Comentarios

DEJAR COMENTARIO