Internacional

Asunción presidencial Uruguay

El derechista Luis Lacalle Pou es el nuevo presidente uruguayo

Entre manifestaciones a favor y en contra este domingo tomó investidura el nuevo mandatario terminando con 15 años de gobiernos frenteamplistas.

Domingo 1ro de marzo | 16:30

Este domingo se realizó el traspaso de mando del saliente Tabaré Vázquez y el nuevo presidente Luis Lacalle Pou, del derechista Partido Nacional, quien ganó la segunda vuelta de las elecciones el 24 de noviembre pasado al imponerse por un estrecho margen de 37.000 votos al candidato del Frente Amplio, Daniel Martínez.

El flamante presidente llega con el mandato de las grandes corporaciones extranjeras y sus socios nacionales de las cámaras empresariales y patronales del campo, de “recuperar competitividad” mediante la devaluación del peso, achicar los gastos del estado, y realizar las “reformas estructurales” regresivas como la de Previsión Social, Jubilaciones y una Reforma Laboral.

Su llegada a la presidencia se produjo en el marco de concentraciones a favor y en contra, lo que podría estar anunciando la apertura de una etapa política más agitada en el país.

En las inmediaciones del histórico Instituto de Profesores Artigas, organizaciones de Colectivos Contra la Reforma y Familiares de Detenidos Desaparecidos realizaron una protesta en repudio a la Ley de Urgente Consideración y a la presencia de los referentes de la derecha continental que asisten a la toma de investidura de Lacalle Pou: la golpista Añez, el represor Piñera y el ultraderechista Bolsonaro, entre otros.

También se hizo presente el Rey Felipe VI del Estado Español, quien fuera recibido en el día de ayer en la casa particular del propio Lacalle en el barrio privado La Tahona.

En favor del presidente, se hicieron presente unos 3000 jinetes a caballo llegados del interior del país, que rodearon el parlamento y desfilaron detrás del presidente. Toda una demostración de la liturgia del Partido Nacional, reivindicando las costumbres del "Uruguay profundo", pastoril y oligarquico. Además se hicieron presentes miles de personas de a pie.

En su primer discurso como primer mandatario en el parlamento, Lacalle Pou destacó el rol de los militares y de la policía en el mantenimiento del orden institucional y prometió “combatir la delincuencia” como hizo durante la campaña electoral, anunciando el fuerte perfil represivo que tendrá su presidencia.

Lacalle también mencionó el hecho inédito de haber llegado al poder mediante una coalición de derechas de 5 partidos: los tradicionales Nacional y Colorado, el Partido Independiente, el Partido de la Gente y el ala de extrema derecha, el partido militar del represor Guido Manini Ríos, Cabildo Abierto.

Sobre las 16.30hs Lacalle Pou llegó a la Plaza Independencia, donde lo esperaba el presidente saliente Tabaré Vázquez, para hacer entrega de la banda presidencial.

Tras 15 años de gobiernos frenteamplistas que no cambiaron las condiciones estructurales del capitalismo semicolonial uruguayo, se abre una nueva etapa en el país marcada por ataques directos a los derechos y conquistas sociales y laborales que las clases trabajadoras deberán enfrentar con movilización y organización y sin depositar confianza en la falsa alternativa que a partir de ahora será el Frente Amplio en la oposición.

Te puede interesar: Uruguay, termina el ciclo de Gobiernos frenteamplistas






Temas relacionados

Partido Nacional   /   Lacalle Pou   /   Uruguay   /   Elecciones en Uruguay   /   Tabaré Vázquez   /   Frente Amplio   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO