Cultura

MEGAPROYECTOS

"El camino de Xico": animación que expone depredación y despojo detrás del fracking

Voracidad empresarial, corrupción, represión por parte de las fuerzas armadas y devastación ambiental son parte de los temas que aborda esta película animada. Entre historias y símbolos tradicionales de distintas culturas originarias, se actualiza la necesidad de justicia para las y los ambientalistas asesinados en nuestro país.

Nancy Cázares

@nancynan.cazares

Viernes 19 de febrero

Estrenada en noviembre de 2020, "El camino de Xico" es una película animada que retrata algunos aspectos de las causas y consecuencias de la imposición de megaproyectos mineros y del fracking. No sólo aborda el negativo impacto ambiental de esta práctica extractivista, sino que parte de un contexto en donde el poblado de San Jaime de las Jaibas enfrenta la devastación de los recursos y de territorio sagrado. 

La película, producida por Cristina Pineda, Fernando de Fuentes y José García de Letona, estuvo dirigida por Eric Cabello Díaz y su guión a cargo de Enrique Rentería. Prestaron sus voces para los distintos personajes reconocidos artistas, cantantes y personalidades mexicanas como Verónica Alva; Pablo Gama "Mago Gamini"; Luis Ángel Jaramillo; Lila Downs; Elena Poniatowska; Verónica Castro; Enrique Guzmán; Alex Lora; Marco Antonio Solís y Víctor Trujillo. El estudio responsable de la animación fue Ánima, desarrolladores de proyectos como los programas de televisión "Space Chickens in Space" y "Cleo & Cuquin" y de los largometrajes "Ana y Bruno" y "La leyenda del charro negro". 

Entre los muchos elementos de diferentes mitos y culturas originarias del actual territorio mexicano empleados en la animación—como Quetzalcóatl o el símbolo de Nahui Ollin— destaca, desde luego, el xoloitzcuintle (o llanamente xoloescuincle) y su simbolismo ancestral mexica como representación del dios Xólotl, así como de guía y guardián para quienes recorrían el Mictlán. Mientras es la búsqueda de una niña lo que inicia un viaje lleno de visiones y peligros, es el proceso de descubrimiento del perro "Xico" lo que determina el desenlace (y da nombre al film). 

En esta historia también aparece Tochtli, el conejo, símbolo de culto entre los antiguos nahuas y uno de los 20 símbolos tallados en la Piedra del Sol (o Calendario Azteca). El venado azul, Tamatzi Kauyumari para el pueblo wixárika, se presenta ante los protagonistas con colores y formas tradicionales, así como envuelto de una sabiduría mística que guía a "Xico" —al igual que hace con los peregrinos wirrárikas en el mito— para que se asuma como defensor de la tierra.

Asesinatos de ambientalistas en México: entre la impunidad y el olvido

El tlacuache, Prometeo prehispánico por su papel, según el mito, en brindar a los humanos el conocimiento (representado por el fuego), también tiene un rol en esta historia. Este "pequeño que come fuego" (su nombre deriva del náhuatl tla, fuego; cua, mordisquear, comer; y tzin, chico) cuenta con una importante presencia en la cosmovisión no sólo del pueblo nahua, sino también del wixárica y de otros más a lo largo de Latinoamérica, las cuales han sido ampliamente documentadas por el reconocido antropólogo Alfredo López Austin en su libro Los mitos del tlacuache, editado por la UNAM en 2006.

Xappan, el escorpión y uno de los villanos de la historia, toma su nombre del mito mexica que explica la existencia del alacrán negro, nacido de un castigo de los dioses contra Yappan, sacerdote que rompió su abstinencia sexual. Según documenta Sergio Vásquez Galicia en su trabajo "Alacrán en Mesoamérica, transgresor sexual y símbolo de lo negativo", el escorpión es también una representación de Mictlantecuhtli, señor de los muertos, y un símbolo del señor del fuego Xiuhtecuhtli. 

El ahuehuete, árbol ritual prehispánico, es representado en la historia efectivamente como un "viejo del agua", cuyas lágrimas expresan en la historia otra arista de su gran importancia desde el punto de vista etnobotánico, pues son empleadas para curar de un veneno letal a una de las protagonistas. Si bien el uso contra venenos no es uno de los reportados en México de este árbol milenario, sí se usa para quemaduras, contra la sarna, como analgésico, diurético y antidiarreico, además del uso ornamental, ceremonial, en la construcción y en la elaboración de combustible que se le da en estados como Guerrero, Oaxaca, San Luis Potosí, Sonora y Sinaloa. 

Entre las referencias a mitos y elementos de la cosmovisión de distintos pueblos, destacan los paisajes y "niveles" por los que atraviesan los protagonistas durante su viaje. Asimismo, la misma Montaña sagrada, cuya defensa detona el conflicto de la historia en "El camino de Xico", recuerda la lucha contra la explotación minera de la canadiense CamSim en la Montaña de Guerrero, protagonizada por población indígena tzotzil, chontal y tzeltal. En ésta región, tal y como pasa en la película, el gobierno mexicano otorgó 44 concesiones mineras a empresas trasnacionales sin importarle que se tratada de territorio ocupado por comunidades indígenas y campesinas. 

Muchas de las situaciones que plantean en la historia problematizan sobre la impunidad con la que se pactan concesiones para megaproyectos, se instrumentaliza al aparato represivo y se criminaliza y persigue a quienes defienden los recursos y el territorio. Asimismo, destaca la explicación de los procedimientos del fracking y sus graves consecuencias como terremotos y envenenamiento de ganado. 

Colombia, Brasil y México lideran como países más peligrosos para defender la naturaleza

En el cuarto país más peligroso para defender la naturaleza, esta película habla sin rodeos de distintas formas de represión contra ambientalistas: criminalización, encarcelamiento, desaparición y asesinato. La idea de "progreso" capitalista está también representada en esta película, con diálogos en donde se deja ver cómo para los empresarios lo único que importa son sus ganancias. Los políticos en el gobierno sirven como mediadores entre los capitalistas y la población, mientras que sus fuerzas armadas están para defender a los ricos de los pobres.

A dos años del asesinato de Samir Flores, defensor indígena del territorio cuyo asesinato continúa impune, "El camino de Xico" nos permite recordar que la justicia y el alto definitivo de estos proyectos de muerte no vendrá de la alianza entre el gobierno y las empresas y que es la población organizada la única que puede tomar en sus manos su propio destino.

Lanzan libro para niños: Drácula descubre las consecuencias del fracking






Temas relacionados

Samir Flores Soberanes   /   Wirikuta   /   Activistas ambientalistas   /   Megaproyectos   /   Fracking   /   Ecología y ambiente   /   Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO