Mundo Obrero México

MAGISTERIO

El PRONI, ejemplo de precarización en la educación pública

Este programa gubernamental que se extiende a millones de estudiantes de educación preescolar y primaria, es uno de los grandes ejemplos de la precarización, pues desde que inició ha mantenido en condiciones de terciarización laboral a los docentes que laboran en esta modalidad.

Lunes 27 de julio | 14:59

En 2009 fue aprobado el Programa Nacional de Inglés (PRONI) como una centralización de los programas estatales de inglés (PEI), que se implementaban en distintas entidades con el objetivo de llevar adelante uno de los acuerdos de la política de Modernización Educativa desde 1993, que tenía que ver con la implementación del idioma inglés en toda la educación básica.

Aunque el PRONI es un programa estatal relacionado con contratación de docentes, llamados eufemísticamente Asesores Externos Especializados (AEE), éstos no reciben contrato basificable, prestaciones de ley o están integrados al contrato colectivo de trabajo que rige la relación laboral entre trabajadores de la educación y Estado, pese a que muchos de ellos provienen de las escuelas normales y tienen acreditación profesional.

Si bien este programa fue aplicado hace más de 12 años, ni la reforma educativa de Peña Nieto o la actual de la 4T modificaron la forma en la que se trabaja este programa a nivel laboral, el cual mantiene en la incertidumbre a los más de 33 mil docentes a nivel nacional que imparten esta asignatura a través del PRONI.

Ahora durante la pandemia las y los docentes de este programa han realizado manifestaciones y quejas ante las autoridades educativas locales y federales, pues ante la promesa de cada entidad de no retirarles el pago, lo cierto es que en muchos casos ya llevan más de 6 meses sin cobrar e inclusive a varios docentes les han hecho firmar sus declaraciones de impuestos como si ya hubiesen recibido este pago.

Sin embargo, no es la primera vez que las y los docentes tienen este problema con sus gobiernos locales, ya que desde el inicio de esta administración venían suscitándose problemas con la dispersión de los pagos y en muchos casos se han visto en la necesidad de salir a protestar puesto que les quedaban a deber meses de pagos atrasados.

A esta precarización y sobreexplotación de su trabajo se suma el oportunismo por parte de un sector del charrismo sindical ligado a Elba Esther Gordillo y su “A. C.” Maestros x México, quienes han tenido una política de gestión y diálogo con los gobiernos locales y federal para tratar de incorporar a este sector a través de su basificación.

Te puede interesar: Asociación Redes Sociales Progresistas y Maestros x México: sus operadores y relación con Elba Esther

Es del conocimiento de miles de maestros que el charrismo de Elba Esther fue el primer causante de que estas condiciones de precarización laboral se asientan desde los años 90, con una segunda parada en la Alianza por la Calidad Educativa (ACE) firmada por “la maestra” en 2008.

El avance de las políticas de inestabilidad laboral y la pérdida de conquistas laborales, así como el sometimiento del sindicato a las políticas del gobierno son en gran medida responsabilidad de quienes ahora dicen defender a los docentes precarios del PRONI.

Te puede interesar: El regreso de Elba Esther: una apuesta a la desmemoria

Recuperemos el SNTE y nuestras conquistas laborales

El justo reclamo de las y los docentes del Programa Nacional de Inglés es un reflejo de la precarización laboral que vivimos las y los trabajadores de la educación, con la complicidad de la burocracia sindical de Cepeda y Elba Esther. Las y los docentes de este programa han demostrado que no están dispuestos a aceptar este régimen de precarización y en distintas entidades se han manifestado por su derecho a la estabilidad laboral.

Desde la Agrupación Nuestra Clase consideramos que para que esta demanda se lleve hasta el final es necesaria la coordinación y la unidad con otros sectores que padecen este mismo problema, inclusive más allá del magisterio: las y los repartidores de plataforma que se han manifestado, médicos y enfermeras que protestan contra la falta de insumos, maquiladores que han protagonizado huelgas y paros contra las condiciones a las que son sometidos, así como las y los docentes de escuelas privadas, entre otros.

Ahora más que nunca la unidad no sólo es necesaria, sino que es viable. Conoce al Movimiento Nacional contra la Precarización y los Despidos y súmate este 1 y 2 de agosto al Encuentro Nacional Virtual Contra la Precarización y los Despidos: inscríbete aquí.

Más información: Basta de despidos y precarización laboral ¡súmate al encuentro nacional!

Contáctanos aquí para dar a conocer tu situación en este diario.






Temas relacionados

Mundo Obrero México   /   Elba Esther Gordillo   /   Precarización laboral   /   Educación

Comentarios

DEJAR COMENTARIO