Sociedad

CIENCIA Y AMBIENTE

El 2020 empató con 2016 como el año más caluroso de la historia

Lo señaló el Programa de Observación de la Tierra de la Unión Europea Copernicus (C3S). La temperatura promedio estuvo un 1,25° C por encima del período preindustrial.

Roberto Andrés

Periodista | Editor de la sección Ecología y ambiente | [email protected]

Viernes 8 de enero | 12:57

El Servicio de Cambio Climático del programa europeo Copernicus (C3S) reveló hoy que, a nivel mundial, 2020 empató con 2016, lo que lo convierte en el año más caluroso de la historia y en el sexto de una serie de años excepcionalmente cálidos desde 2015.

“2020 destaca por su excepcional calor en el Ártico y un número récord de tormentas tropicales en el Atlántico Norte”, señaló Carlo Buontempo, director del C3S. “No es de extrañar que la última década haya sido la más cálida registrada, y es un recordatorio más de la urgencia de ambiciosas reducciones de emisiones para evitar impactos climáticos adversos en el futuro”.

Copernicus también informó que las concentraciones de dióxido de carbono (CO2) han seguido aumentando a un ritmo de 2,3 partes por millón (ppm) por año, alcanzando un máximo de 413 ppm en mayo de 2020.

“Si bien las concentraciones de dióxido de carbono han aumentado un poco menos en 2020 que en 2019, esto no es motivo de complacencia”, informó Vincent-Henri Peuch, director del Servicio de Monitoreo de la Atmósfera de Copernicus (CAMS).

“Hasta que las emisiones globales netas se reduzcan a cero, el CO2 continuará acumulándose en la atmósfera e impulsará aún más el cambio climático”, advirtió.

Un 1,25° C por encima de los niveles preindustriales

La temperatura promedio global del año que acaba de finalizar estuvo un 0,6° C por encima del período de referencia estándar de 1981-2010 y un 1,25° C por encima del período preindustrial de 1850-1900.

La mayor desviación anual de temperatura con respecto al período de referencia estándar se concentró en el Ártico y el norte de Siberia, llegando a más de 6° C por encima del promedio.

“Siberia occidental experimentó un invierno y una primavera excepcionalmente cálidos, un patrón que también se observa durante el verano y el otoño en el Ártico siberiano y en gran parte del Océano Ártico”, informó el programa europeo.

Además, la temporada de incendios forestales fue inusualmente activa en esta región, y los incendios se detectaron por primera vez en mayo y continuaron durante todo el verano boreal y hasta bien entrado el otoño.

“Como resultado, hacia los polos del Círculo Polar Ártico, los incendios liberaron una cantidad récord de 244 megatoneladas de dióxido de carbono en 2020, superando en más de un tercio el récord de 2019”, señalaron.

Durante la segunda mitad del año, el hielo marino del Ártico fue significativamente más bajo que el promedio de la época del año, y julio y octubre registraron la extensión de hielo marino más baja registrada para el mes respectivo.

En general, el hemisferio norte experimentó temperaturas superiores a la media durante el año, aparte de una región sobre el Atlántico norte central. En contraste, partes del hemisferio sur registraron temperaturas por debajo del promedio, sobre todo en el Pacífico ecuatorial oriental.

Estas temperaturas están asociadas a las condiciones más frías del fenómeno de La Niña que se desarrollaron durante la segunda mitad del año. “Es notable que 2020 iguale el récord de 2016 a pesar de un enfriamiento de La Niña, mientras que 2016 fue un año récord que comenzó con un fuerte calentamiento de El Niño”, concluye el C3S.






Temas relacionados

Crisis climática   /   Calentamiento global   /   Ecología y ambiente   /   Sociedad   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO