Política México

CRISIS EN EL PRI

EPN se deslinda del fracaso electoral: "hay un clima antisistémico en el mundo"

En su gira por distintos medios, Enrique Peña Nieto habló sobre su mandato y las elecciones presidenciales, en donde su partido sufrió una de las derrotas más importantes de su historia. Ayotzinapa y la "Casa Blanca" fueron algunos de los temas abordados.

Jueves 23 de agosto de 2018 | 14:15

En entrevista con Grupo Imagen, Enrique Peña Nieto, actual presidente de México, se deslindó del desempeño de su partido durante las elecciones pasadas, en las que sufrió la que es por mucho, su derrota más importante.

Al ser cuestionado sobre el impacto negativo que pudo tener en las urnas los bajos niveles de aceptación de su administración, Peña Nieto, tras negar que esas cifras hubieran afectado, señaló que a nivel mundial los índices de aprobación de distintos mandatarios han disminuido.

Sobre este fenómeno internacional, el mandatario ahondó en que se trata de un "clima antisistémico" en donde "los partidos políticos tradicionales han dejado de tener respaldo". Así, atribuyó la derrota del PRI al desgaste del mismo en el ejercicio del poder.

Peña Nieto explicó que fue precisamente por la conciencia de ese desgaste que el PRI modificó sus estatutos, "para buscar una opción no tradicional, distinta del priismo puro" y dar cabida a candidatos ciudadanos que, como Meade, hubieran tenido un desarrollo mucho más administrativo.

"Lamentablemente no funcionó", aceptó Peña, antes de respaldar la actuación en la campaña de Meade de Miguel Ángel Osorio Chong y José Narro, de quienes dijo que "no hay nada qué reclamar".

En una segunda entrevista, ofrecida a Denise Maerker, habló sobre el caso de la "Casa Blanca", inmueble de lujo adquirido presuntamente gracias al trabajo como actriz de la primera dama Angélica Rivera y cuya adquisición estuvo plagada de irregularidades señaladas por la investigación comandada por Carmen Aristegui y que le costó a la periodista y a su equipo la pérdida de su empleo y meses de acoso y hostigamiento.

Ante este caso, que indignó no sólo por la inverosímil explicación de la pareja presidencial, sino por la opulencia de una vivienda que contrasta con la realidad de millones de mexicanos, Peña Nieto consideró que su error fue "no haber explicado bien" por qué un empresario de Grupo Higa que tenía en puerta contratos multimillonarios con su gobierno estaba mediando la adquisición. El tufo a corrupción continúa.

A poco más de cien días de entregar la banda presidencial, Peña Nieto respaldó por última vez la repudiada "verdad histórica" sobre la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, sobre la que insistió en que la responsabilidad pesa sobre integrantes del crimen organizado, desoyendo toda actualización del caso, que señala que la participación de fuerzas del Estado fue crucial en el curso de los hechos de este crimen que conmocionó al mundo durante meses.

Sobre la relación con la administración entrante, Peña Nieto se mostró seguro que de habría continuidad pese a "diferentes visiones" y, poniendo como ejemplo el caso de la reforma educativa, la cual Andrés Manuel López Obrador ha insistido en modificar, se dijo tranquilo por las coincidencias.

Leer:

Renovación de dirigencia del PRI: nuevo capítulo de su crisis

Elecciones en México: crisis y fin de sexenio

Elecciones 2018: los efectos de la tragedia nacional que hirió al PRI






Temas relacionados

Transición 2018   /   José Antonio Meade   /   Política México   /   Elecciones 2018 en México   /   AMLO   /   Andrés Manuel López Obrador   /   Ayotzinapa   /   Enrique Peña Nieto   /   PRI

Comentarios

DEJAR COMENTARIO