Internacional

BRASIL

Docentes y estudiantes hacen el primer paro nacional contra Bolsonaro

Este miércoles estudiantes y docentes protagonizarán un paro nacional contra el recorte en el presupuesto educativo y la eliminación de becas de posgrado, anunciado por el gobierno de Bolsonaro.

Martes 14 de mayo | 18:08

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, desató la bronca estudiantes y docentes en todo el país. Este miércoles enfrentará su primera paralización nacional, convocada por medio centenar de sindicatos, organizaciones estudiantiles y confirmada en base a asambleas, que recorren las principales casas de estudio, contra los recortes realizados en la educación.

Miles de docentes, estudiantes, trabajadores e integrantes de movimientos sociales vienen protagonizando manifestaciones en la semana previa y saldrán a las calles del país para expresar su rechazo a los sucesivos recortes en las políticas educacionales. También reclaman contra "la persecución al pensamiento crítico" y la "agresión" a la autonomía de las escuelas a través de la "militarización escolar".

Junto a las escuelas y universidades públicas se sumaron decenas de colegios privados de San Pablo que se unieron a la iniciativa y, según el sindicato de profesores de la red privada, al menos 25 centros de enseñanza particular paralizarán sus actividades temporal o integralmente.

En esa ciudad, la mayor del país, se espera que decenas de miles de personas acudan al Museo de Arte de Sao Paulo (MASP), en la céntrica Avenida Paulista. En la Universidad de Sao Paulo decenas de cursos votaron la paralización y manifestación. En Río de Janeiro, los manifestantes se concentrarán a las puertas de la Iglesia de la Candelaria, ubicada en el centro de la capital fluminense.

Las principales ciudades del país esperan que miles se manifiesten contra el gobierno, como se viene viendo desde hace días cuando los estudiantes del tradicional Colegio Pedro II dieron el primer paso en las calles de Río de Janeiro para repudiar a Bolsonaro en persona, que se encontraba realizando un acto en el colegio militar.

Más información: El ajuste de Bolsonaro desata la movilización educativa en Brasil

Las movilizaciones y asambleas fueron particularmente grandes en ciudades importantes del centro y sur del país, en las que Bolsonaro había ganado por mayoría en las elecciones de 2018.

El ultraderechista Bolsonaro emprendió desde su asunción una cruzada contra lo que considera "el marxismo cultural" en el área de la Educación, por lo que su Gobierno autorizó duros recortes en los fondos destinados a las universidades y puso en marcha cambios en el sistema educativo.

Con el lema de "vencer el izquierdismo", el Ministerio de Educación anunció un recorte del 30 % del presupuesto destinado a las universidades del país, además de reducciones en los valores repasados a la educación básica.

El ataque del gobierno es contra un sector que fue particularmente activo al enfrentar los ataques bajo el Gobierno golpista de Temer, Bolsonaro intenta aislar y evitar que docentes y estudiantes cumplan un rol de vanguardia en la lucha contra los ajustes y reformas, en particular la previsional.

Medios brasileros ya hablan de “el fin de la luna de miel” del gobierno de Bolsonaro con la “sociedad” brasilera, esto se da incluso con el rol de las direcciones sindicales que no enfrentan consecuentemente la reforma previsional y otros ataques del gobierno, llamando a una acción recién para el 14 de junio.

Desde La Izquierda Diario conversamos con Marcelo Pablito, referente de los trabajadores no docentes de la Universidad de San Pablo y del Movimiento Revolucionario de los Trabajadores, y aseguró que "Este día 15 debe ser el comienzo de una lucha sin descanso, con asambleas y comités de base, y reuniones regionales para coordinar un plan de lucha activo y combativo para derrotar a Bolsonaro”.

Pablito aseguró que no se puede dejar la lucha contra las medidas Bolsonaro en manos de las direcciones sindicales burocráticas ligadas al PT, que mantuvieron la “paz social” con el gobierno, y agregó que “es urgente construir un solo comando nacional de delegados elegidos en las asambleas de base, comenzando con el movimiento estudiantil que está a la vanguardia de la movilización. Es fundamental unificar el movimiento estudiantil con los trabajadores de todos los sectores y ramas de la producción”.






Temas relacionados

Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO