Sociedad

TRIBUNA ABIERTA

Director de la FES Acatlán sin credenciales para ocupar el cargo

Martínez Justo no cumple con requisitos de normatividad universitaria para ser director. Su administración marcada por clientelismo político.

Jueves 13 de septiembre | 23:47

El 24 de julio del año en curso, el periodista Rafael Loret de Mola publicó en su página de Facebook una denuncia de un estudiante de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán (FES Acatlán) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) contra Manuel Martínez Justo, director de aquella institución.

En esta nota se afirmaba que Martínez Justo “no tiene ninguna cédula profesional registrada”, que “este director, gachupín de origen, está afectando gravemente el nivel de la FES Acatlán” y que bajo su cobijo “han entrado políticos” a trabajar a la Universidad.

Respecto a las credenciales profesionales del director, de acuerdo con la Dirección General de Profesiones de la Secretaría de Educación Pública y “Después de realizar una búsqueda exhaustiva y razonable (…) en los archivos de la Unidad Administrativa, así como en la base de datos del Registro Nacional de Profesionistas, no se localizó antecedente profesional”. Esta información es producto de una consulta realizada a dicha Secretaría a través del Portal Nacional de Transparencia foliada con el número 0001100170218.

En relación al segundo señalamiento relacionado con la nacionalidad de Manuel Martínez Justo, es preciso decir que en una solicitud a la Universidad Nacional Autónoma de México sobre “los documentos probatorios de nacionalidad por nacimiento, en versión pública, presentados por el C. Manuel Martínez Justo durante el proceso de auscultación para la designación de director de la Facultad”, la respuesta fue que “no presentó documentos probatorios de nacionalidad por nacimiento”. El medio para requerir esta información fue asimismo el Portal Nacional de Transparencia, y el folio de la solicitud es el 6440000127118.

El hecho de que una persona se atribuya el carácter de profesionista tiene, según el artículo 250º del Código Penal, sanciones que van desde una multa hasta prisión.

Por otro lado, el Estatuto General de la Universidad Nacional Autónoma de México en su artículo 39º, señala como primer requisito para los directores de facultades “ser mexicano por nacimiento” (el inciso A del artículo 30º de la Constitución define esta categoría)

El que Martínez Justo no haya presentado ningún documento como el acta de nacimiento del Registro Civil (de hecho el acta no se encuentra disponible en la Base de Datos Nacional del Registro Civil) o el certificado de nacionalidad mexicana expedido por la Secretaría de Relaciones Exteriores (como lo requieren los artículos 16º y 17º de la Ley de Nacionalidad para las personas que vayan a ejercer un cargo o función para el que se requiera ser mexicano por nacimiento) pone en duda el último proceso de designación de director de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán.

Aunado a lo anterior, conviene decir que la gestión de Martínez Justo se ha caracterizado por el despido injustificado de administrativos y académicos para dar cabida en la institución a sus allegados que laboran en administraciones gubernamentales que buscan asegurar su futuro inmediato bajo la nómina de la Universidad.

El caso más conocido es el de Rodrigo Zenteno Gaeta, quien fue nombrado por el director de la Facultad al iniciar la gestión como Secretario de Estudios Profesionales, sin que haya dejado el puesto de Coordinador de Asesores de la Presidencia Municipal del H. Ayuntamiento Constitucional de Tlalnepantla de Baz, como lo hacen constar los oficios STP/155/2018 y DGSA/0748/18 por la Presidencia Municipal y la Dirección General de Servicios Administrativos; o el de la diputada panista María Guadalupe Alonso Quintana, quien fue nombrada recientemente Jefa del Programa Político.

Hace unos días la Asamblea Universitaria de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán, conformada a raíz de los hechos ocurridos el 3 de septiembre del año en curso en la inmediaciones del edificio de rectoría de la Universidad, solicitaron a la Asamblea Interuniversitaria la renuncia de Manuel Martínez Justo, quien por su falta de honorabilidad y turbio actuar atenta contra el prestigio de la institución, además de estar involucrado “en el apoyo logístico, financiero y protección de las organizaciones porriles”.






Temas relacionados

FES Acatlán   /   Educación   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO