Mundo Obrero México

TELÉFONOS DE MÉXICO

Dirección telefonista pospone paro mientras separación funcional avanza

El 30 de agosto la dirección telefonista, sin consultar a la base, determinó que el paro de labores programado para el 1 de septiembre se suspende a petición del Secretario del Trabajo Alfonso Navarrete Prida.

Pedro Morales

Trabajador de Telmex

Jueves 31 de agosto | 14:42

Esto se suma al gran error que significó la oleada de prórrogas que desató la dirección del STRM, las cuales desmovilizaron a la base telefonista y brindaron un espacio de tranquilidad para que América Móvil e IFT continuaran con el plan de separación funcional de Telmex.

Leer: ¿Qué es la “separación funcional” de Telmex?

El accionar durante este año de la dirección del STRM junto a Navarrete Prida solo ha traído mayores obstáculos para que la base telefonista pueda derrotar la separación funcional con la movilización. Esto deja claro que la dirección telefonista encabezada por Francisco Hernández Juárez carece de combatividad y prefiere confiar en enemigos declarados de los trabajadores de este país.

Confiar en Navarrete Prida nos pone la soga al cuello

Está claro que la lógica de la dirección telefonista de confiar en políticos patronales no solo es incorrecta, es completamente contraria a la defensa de los intereses laborales de las y los telefonistas y obedece a una completa domesticación de los sindicatos a los intereses de la clase política corrupta.

Leer: ¿Cómo nos afecta la “separación funcional” de Telmex a los telefonistas?

Este posicionamiento de la dirección del STRM de considerar como “aliado” a Navarrete Prida -como se llegó a mencionar en la pasada revisión salarial- intenta reforzar entre la base telefonista la confianza en las instituciones que manejan empresarios y políticos patronales. Esto no es casual.

El accionar de la burocracia telefonista es plenamente subordinado a los intereses de los partidos patronales y el multimillonario Slim y sobre esta lógica permitió un avance para que el patrón afilara sus garras y preparara el camino de la situación que hoy enfrentamos.

Navarrete Prida aparece milagrosamente como un intermediario “imparcial” que puede conciliar los intereses de Slim y de la base telefonista. Ante esto no podemos confiar en una salida benéfica de nuestras demandas con un político aliado de los intereses patronales.

El titular de la Secretaría de Trabajo es uno de los principales promotores y aduladores de la reforma laboral aprobada en 2012 la cual desató aún más la brecha entre ricos y pobres en México. Esta reforma laboral que generó una increíble precarización laboral, mientras la clase empresarial se llena los bolsillos explotándonos a dos manos, es la que defiende Navarrete Prida con el argumento que ha generado resultados tangibles.

La labor de Navarrete Prida es mostrar la apariencia de que se pueden llegar a conciliaciones “democráticas” entre dos clases –empresarios y trabajadores.

Leer: "Separación funcional” de Telmex: ¿es posible frenar al IFT y al gobierno federal?

Pero esto es una mentira que esconde la verdadera cara de la Secretaría del Trabajo que comanda, y que tiene la encomienda de obedecer y favorecer a los patrones, quienes son los verdaderos dueños de estas instituciones.

No sólo está el ejemplo de la forma “exitosa” en la que defiende la reforma laboral, también tiene el antecedente de promover la reforma educativa que ha generado cientos de despidos injustificados de la base magisterial.

De ninguna forma existe la posibilidad de conciliar intereses entre nosotros y el patrón Slim, como se nos pretende hacer creer.

Leer: Golpe al salario el aumento al seguro de vida de los telefonistas

Ante la competencia que se estableció en México en el área de las telecomunicaciones, la dirección de América Móvil tiene claro que debe partir la empresa con la marca Macronet para avanzar en golpear nuestro contrato colectivo y asegurarse mayores ganancias.

Entonces, si nosotros nos mantenemos firmes en derrotar la separación y el patrón busca a como dé lugar golpearnos, ¿qué posición tomará Navarrete Prida con sus antecedentes?

Las decisiones de lucha deben pasar por la base telefonista

En otro plano se encuentra el accionar político de la dirección telefonista, la cual ha generado conscientemente una desmovilización para frenar el ataque de Slim y el IFT.

Esta dirección expropió a la base el derecho democrático a participar, con nuestras posiciones, en el curso de la lucha y se adjudica, a puerta cerrada, las decisiones que le corresponden a la base para que esta no lo desborde.

El desproporcionado culto que se le rinde a la figura del” líder sindical” Francisco Hernández Juárez es una vil maniobra para convencernos de que sin él la base telefonista está perdida. Pero esta veneración al “líder” no la lograría solo, para ello recurre a su fiel grupo de coordinadores que le aseguran un pleno control de la base.

Por ello tenemos que ser claros en la definición de la burocracia del STRM. Este grupo de funcionarios sindicales es ya una parte ajena de la base telefonista, ya que mientras en el discurso asegura ser combativa y defender los derechos de las y los telefonistas, se ha convertido en una pieza fundamental en el sostenimiento de toda la estructura política que nos ataca.

Leer: Ante la “separación funcional”: un debate sindical necesario

No en balde los intereses de Hernández Juárez se centran en conseguir un curul en el partido que más le convenga, antier fue el PRI, ayer el PRD y hoy le cierra el ojo a Morena. Es claro que el control de nuestro sindicato le asegura la posibilidad de acomodarse en cualquier partido patronal con el pretexto de luchar desde ahí por nuestros derechos.

El retrasar el paro que se tenía contemplado, donde la información precisa de este no fue puesta a discusión entre la base por medio de asambleas, es una clara muestra de cómo esta dirección se adjudica el derecho de decidir por encima de nosotros.

Apoyaremos el paro de labores reprogramado para el 5 de septiembre –si éste se da y no estalla una nueva prórroga- pero la medida debe abonar a que la base nos pongamos al frente de la lucha y avancemos a la huelga nacional. Sin embargo, de ninguna manera podemos aceptar el silencio y la antidemocracia que impera en la toma de decisiones que nos corresponden.

Es necesario que los trabajadores y las trabajadoras de base impongamos a la dirección del STRM que todos tengamos acceso a la información sobre las decisiones de los directivos, y podamos debatir en asambleas democráticas qué medidas tomar ante el ataque de Slim y el gobierno a nuestras condiciones de trabajo.






Temas relacionados

Mundo Obrero México   /   Telmex   /   Francisco Hernández Juárez   /   Telefonistas

Comentarios

DEJAR COMENTARIO