Mundo Obrero México

ACTUALIDAD

Dirección del SME y Gobernación pactan indemnización de electricistas en resistencia

Después del decreto de extinción de Luz y Fuerza del Centro en 2009, la dirección del SME pacta con Gobernación la indemnización de los electricistas en resistencia, además de nuevas medidas para la Cooperativa LF del Centro.

Jueves 28 de julio de 2016 | 21:54

¿Qué significa este pacto para la lucha smeita?

Tras 7 años de la extinción de Luz y Fuerza del Centro, la dirección del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) ha pactado con Gobernación que los electricistas resistentes sean indemnizados. El pacto incluye otorgar a la Cooperativa LF del Centro (del SME) la operación de 14 plantas hidroeléctricas que operará en sociedad con la transnacional Mota-Engil. ¿Cuáles son las perspectivas?

Martín Esparza, secretario general del SME se reunió el pasado 26 de julio con representantes de las Secretarías de Gobernación y del Trabajo. Durante esa reunión se pactó que los casi 15 mil electricistas que no se liquidaron, acepten ahora sus indemnizaciones y se finalice a cambio de ello la entrega de fábricas y talleres aún no entregados a la Cooperativa LF del Centro del SME. Es el resultado de años de negociación con el gobierno de Peña Nieto.

Las indemnizaciones comenzarán a pagarse a partir del próximo 15 de agosto y también se condonarán los créditos de vivienda de los trabajadores.

Sobre este acuerdo Martín Esparza, ha declarado ante medios de comunicación que: “Esta es la etapa final para dar por concluida esta negociación transitoria, que nos permite mantener la vigencia del Sindicato Mexicano de Electricistas cuando tenemos ya un contrato colectivo con una nueva empresa de generación como sindicato nacional de industria y por otro lado tendremos una empresa propia que es la cooperativa LF del Centro” y agregó “ya tenemos nuestra empresa generadora, Generadora Fénix”

Indemnización, Cooperativa LF del Centro y Generadora Fénix a fondo

Ya en junio del año pasado, la dirigencia del SME anunció a sus trabajadores la constitución de la Cooperativa LF del Centro, una empresa de producción y prestación de servicios, para reinsertar laboralmente a los electricistas.
Por esas fechas anunció igualmente que el patrimonio de la empresa serían 14 hidroeléctricas, así como las fábricas y talleres que fueron de Luz y Fuerza del Centro en estados como Morelos, Hidalgo, Edomex y Ciudad de México.

En este primer momento se planteó que la entrega de estos bienes, sería a cambio de renunciar a sus pasivos laborales, es decir, la suma de dinero correspondiente a las indemnizaciones no cobradas por los electricistas en lucha. Finalmente los electricistas aceptarán sus indemnizaciones, gesto final de la renuncia que hizo la dirección sindical (hace mucho) a la demanda de cancelar el decreto de extinción de LyFC y recuperar sus puestos de trabajo, así como su Contrato Colectivo.

La entrega de estos bienes al SME a través de su cooperativa inició entre octubre y diciembre del año pasado, y aún faltan bienes por ser entregados.
Por otra parte, no hay certeza sobre la cantidad de electricistas que ya han sido contratados en estos centros de trabajo, sus salarios, condiciones y prestaciones laborales.

Volviendo al tema de los bienes a explotar, para ponerlos a producir, el SME los compartirá con la empresa transnacional portuguesa Mota-Engil, formando la Sociedad Generadora Fénix, con las implicaciones y peligros que genera una sociedad entre trabajadores y empresarios.

¿Qué riesgos implica para los electricistas esta asociación con una empresa transnacional?

Primero que nada, no recuperarán su Contrato Colectivo de Trabajo (en su momento el mejor de los existentes en México) ni las prestaciones y salarios que les garantizaba, además al ser considerados socios de la empresa, asumirán la distribución de eventuales pérdidas a pesar de ser quienes con su trabajo operarán y generaran las ganancias de la sociedad. También como socios se complica la garantía de sus derechos laborales ante la empresa (seguridad social, aguinaldos, etc.), pues estarán sujetos a las ganancias y la empresa no tendrá obligaciones de carácter patronal.

Además, los trabajadores tendrán que competir con empresas privadas, esto puede derivar en ceder criterios de productividad que aceleren los ritmos de producción y trabajo, mermando sus condiciones laborales y de la misma forma puede empujar a que con la intención de mejorar las ganancias, la empresa recurra a emplear mecanismos como el outsourcing para contratar más personal en condiciones precarias. Derivado de esto, se generarían divisiones entre sectores de trabajadores, entre socios y no socios que no favorecen los intereses de ningún sector de trabajadores.

Nuevamente, por una salida independiente a favor de los electricistas

Así como se ha advertido previamente sobre los riesgos que implica para el SME la asociación con la empresa Mota-Engil, se ha planteado una alternativa que permita encontrar una salida en favor de los intereses de los trabajadores electricistas.

En primer lugar, la Cooperativa LF del Centro, constituida por el SME tendría que asumir la operación de los bienes que ha conquistado sin la participación de empresa privada alguna, con la plena dirección de la misma en manos de sus trabajadores y luchando a partir de esto porque el Estado otorgue los recursos necesarios para echarla a andar.

Esta es la forma de alejar los peligros de que los intereses de los trabajadores queden subordinados a los intereses patronales de Mota-Engil.

A partir de esto y teniendo como respaldo la Cooperativa LF del Centro, se puede plantear con fuerza la demanda de re estatización de la industria eléctrica bajo control de los trabajadores, así se pude enfrentar la reforma energética, misma que llevó a los trabajadores del SME a perder su fuente de empleo y hoy los lleva a la posibilidad de competir con empresas privadas del sector energético, con la merma en las condiciones de trabajo y los riesgos explicados.

Si retoman la vía de la lucha, una postura combativa e independiente, los trabajadores del SME pueden aprovechar la autoridad moral que han acumulado tras casi 7 años de resistir, para llamar al conjunto de los trabajadores a luchar contra las reformas estructurales.

Sin duda, de adoptar esta perspectiva, los electricistas, al lado de los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) que enfrentan la reforma educativa podrían aportar a desarrollar la lucha contra los ataques del régimen político a las conquistas de los trabajadores y sectores populares.

Ya los maestros demostraron que pueden encabezar los reclamos de sectores populares que se movilizaron a su lado en estados como Chiapas y Oaxaca contra los megaproyectos que perfilan el despojo de numerosas comunidades y campesinos; este mismo papel pueden jugar los electricistas y lanzar un claro llamado a la coordinación y unificación de estos sectores y las diversas luchas que se desarrollan a nivel nacional para fortalecerlas y golpear unificadamente.

Para leer plenamente la posición que adoptamos desde La Izquierda Diario y el Movimiento de los Trabajadores Socialistas ante la Sociedad Fénix pactada entre la dirección del SME y la empresa Mota-Engil recomendamos la lectura del artículo Sociedad Fénix, pactada entre cooperativa LF del Centro (del SME) y empresa Mota-Engil a debate, publicado el 10 de Septiembre de 2015 en esta misma página.






Temas relacionados

Mundo Obrero México   /   Cooperativas   /   Miguel Ángel Osorio Chong   /   SME   /   Luz y Fuerza   /   Luchas obreras   /   Reforma energética   /   Movimiento obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO