Internacional

TRUMP

Descontento de los trabajadores públicos de Estados Unidos por el cierre del Gobierno

Ochocientos mil empleados federales dejaron de cobrar su sueldo por el cierre parcial del Gobierno. Las redes sociales empiezan a mostrar su malestar con Trump.

Viernes 28 de diciembre de 2018 | 17:13

La pelea de Trump con el capitolio para que le aprueben un presupuesto que incluya dinero para la construcción del muro con México terminó en el cierre parcial del Gobierno desde hace una semana. Esto quiere decir que al haberse vencido el presupuesto anterior y no existir aún uno nuevo, al menos un cuarto de los edificios federales, museos y otras oficinas que dependen de partidas presupuestarias puntuales cierran sus puertas suspendiendo a todo el personal.

Si bien, este procedimiento de cierre parcial del Gobierno se ha vuelto algo común durante el período de votación del presupuesto federal, en general solo dura unas pocas horas. En este caso ya lleva una semana y todo indica que se extenderá hasta principios de 2019, lo que generó descontento y rechazo por parte de los empleados estatales, que mostraron sus problemas e indignación en las redes sociales.

En total, el cierre afecta a 800.000 de los 2,1 millones de empleados federales, que no cobrarán mientras permanezca cerrado el Gobierno y están a expensas de la aprobación de un presupuesto

"Si cobro el trabajo de las últimas dos semanas tendré dinero para pagar las facturas, pero no más comida: vivimos del sueldo que cobramos cada mes, y cosas vitales como el coche, el horno o la estufa, siempre se rompen. Espero que no ocurra nada hasta que esto se acabe", escribió hoy en Twitter Freya Cerridwen, una madre soltera del estado de Michigan afectada por el cierre administrativo.

Otra mujer, que se identificó en esa red social como empleada federal sin dar a conocer su nombre, explicó hoy que si esta situación se alarga dos semanas, su madre, que depende de ella, no podrá "comer ni tener acceso a sus medicamentos".

"Soy financieramente responsable de mí misma y de una madre anciana que vive a 300 millas (482 kilómetros) de distancia. Dentro de dos semanas, ella no tendrá comida o medicinas", lamentó la usuaria @sassinpynk.

Las quejas y reclamaciones de los trabajadores federales a través de las redes sociales han ido en aumento en las últimas horas, después de que las acciones del presidente estadounidense, Donald Trump, y del Congreso de EE.UU. hayan apuntado a que el cierre administrativo se prolongará, como mínimo, hasta el inicio de 2019.

La actitud de Trump durante esta primera semana de cierre del Gobierno no ha gustado al presidente de la Federación Nacional de Empleados Federales, Randy Erwin, quien ha criticado la pasividad del Ejecutivo estadounidense para resolver esta situación.

"La gente de nuestra federación son personas que trabajan para el pueblo estadounidense, no para la Casa Blanca. (...) Conozco muchos casos de familias afectadas por esta situación: sus ingresos han sido suspendidos", argumentó Erwin en declaraciones a la cadena estadounidense CNN.

Erwin ejemplificó el sufrimiento de los trabajadores públicos con el caso de uno de sus compañeros, que tuvo que devolver regalos de Navidad que ya había envuelto a los establecimientos donde los había adquirido.

Hasta ahora, el Ejecutivo de Trump ha tenido un único gesto con los trabajadores federales.

Este martes, la Oficina de Gestión de Personal (OPM, por su siglas en inglés) del Gobierno envió cartas a sus empleados para que puedan justificar sus impagos de créditos, hipotecas o alquileres que puedan surgir por culpa del cierre parcial de la Administración.

La agencia gubernamental proporcionó una misiva de muestra a los trabajadores afectados para que puedan comunicarse con las entidades que esperan un pago regular y explicarles que no pueden hacerse cargo hasta que no cobren su nómina.

"Soy un empleado federal que recientemente ha estado suspendido debido a la falta de fondos de mi agencia. Debido a esto, mis ingresos han sido ampliamente reducidos y no puedo pagar el costo total de mis pagos mensuales, junto con otros gastos", se puede leer al inicio de la carta de muestra.

Lejos de conformarse, decenas de trabajadores se mofaron de esta iniciativa de la Administración y pidieron soluciones reales.

"A ver, agradezco esta guía, pero creo que mis ingresos han sido más que ’ampliamente reducidos’: han sido eliminados. No deberíamos tener que estar haciendo esto...", dijo en Twitter Chad Davis-Montgomery, un empleado federal con residencia en San Francisco (California, EE.UU.).

Otros casos, como el de unos padres que aseguran que no podrán pagar el tratamiento de insulina de su hijo diabético en las próximas semanas o el de un veterano de las Fuerzas Armadas que no cree que pueda pagar su hipoteca, también fueron desvelados en las redes sociales.

Los trabajadores públicos en EE.UU. cobran entre 13,44 y 40,10 dólares la hora, según las estimaciones del portal de búsqueda de empleo Indeed.

El cierre de la Administración se prolongará previsiblemente hasta enero, cuando los demócratas, gracias a su nueva mayoría, tienen previsto asumir el control de la Cámara Baja y podrían aprobar una financiación de la Administración sin destinar fondos para el muro anhelado por Trump.

Fuente Efe






Temas relacionados

Donald Trump   /   Presupuesto    /   Estados Unidos   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO