Política México

CONFERENCIA MATUTINA DE AMLO

Defensa de Trump y expresidentes mexicanos en la mañanera

En su conferencia matutina el mandatario aseguró que no perseguiría a sus antecesores.

Viernes 8 de enero | 16:19

En su conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador apuntó que su gobierno ya está entablando conversaciones con el gabinete entrante del demócrata Joe Biden —como ya adelantamos desde este medio—, a la vez que celebró el comunicado de Trump asegurando que pretenden una transición ordenada.

Por el contrario, se expresó en contra del "apagón" mediático que sufrió Trump, donde le cancelaron indefinidamente sus cuentas en Facebook e Instagram y le suspendieron por 12 horas su cuenta de Twitter. "Es una mala señal, es un mal presagio, que deciden empresas particulares silenciar, censurar, eso va en contra de la libertad. [...] Leí la carta del dueño del Face [Mark Zuckerberg] y lo sentí con mucha prepotencia, con mucha arrogancia, o sea, hablando de sus normas; ¿y qué? ¿La libertad y el derecho a la información? ¿Y el papel de las autoridades legal y legítimamente constituidas?", expresó.

Sin embargo, más allá de la polémica sobre suspender cuentas de mandatarios, lo que hay detrás, y no debemos olvidarlo, es que Trump ha alentado desde su candidatura en 2016 un discurso xenófobo contra las minorías y en especial contra los negros y los mexicanos. El propio presidente López Obrador llegó a publicar un libro titulado Oye, Trump en el cual interpelaba mucho de su discurso racista; asimismo, el pasado 6 de enero el mundo vio cómo la base trumpista tomó el edificio del Capitolio intentando evitar que el congreso estadounidense decretara a Biden como presidente.

Algo mucho más extremista que lo que el mismo AMLO ha hecho y que la derecha mexicana no se cansa de atacarlo con su plantón de meses en Paseo de la Reforma cuando sostenía que había habido fraude electoral en contra suya y en favor de Felipe Calderón, quien finalmente sí fue declarado ganador de la contienda electoral. Ni siquiera cuando AMLO fue investido como "presidente legítimo" frente a miles de sus seguidores en el Zócalo el tabasqueño se atrevió a tomar por asalto el recinto de San Lázaro o el propio Palacio Nacional.

En realidad, tácitamente AMLO está respaldando esta acción de Trump, quien por semanas atacaba en medios a los manifestantes del #BlackLivesMatter y pomposamente decía que si él perdía las elecciones, sus seguidores —a diferencia de los de Biden— iban a regresar tranquilamente a sus casas. Los hechos en Washington demostraron lo contrario y exhibieron la actitud antidemorática de Trump que, a pesar de que sistema electoral estadounidense es parcial, racista y favorable a los candidatos capitalistas, no puede respetar las propias reglas del juego.

"No perseguiremos expresidentes"

A la siguiente pregunta le cuestionaron a AMLO su postura frente al análisis que hizo el programa Incorruptibles de la valoración psiquiátrica que realizaron hacia Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto, así como funcionarios como el exsecretario Luis Videgaray, el excandidato José Antonio Meade y otros. "La conducta general que plantean cuatro siquiatras de muy alta valoración y un neurocirujano, está definido como narcisismo maligno", plantearon al mandatario.

La respuesta de López Obrador fue que no estaba de acuerdo en opinar sobre las características personales de los exmandatarios; "lo que sí considero, que debemos de continuar luchando contra la corrupción, contra los abusos de poder, contra el mal gobierno. Eso tiene que ser algo central en nuestro país, o sea, es un objetivo básico el que no se permita la corrupción, el que no se permita el influyentismo, el que no haya impunidad".

En ese sentido mencionó la consulta que pretende hacer, preguntando "al pueblo" si quiere que se juzgue a los expresidentes. En ese sentido afirmó que "lo que ya está en curso, que se inició, que se desahogue, pero nosotros no vamos a perseguir a expresidentes, lo dije y lo sostengo: no es mi fuerte la venganza ¿Tenemos que hacer la consulta? Sí, porque de lo contrario estaría yo actuando como encubridor. Ahora, si me preguntan cuál va a hacer mi actitud en la consulta, voy a votar en contra".

Entonces, ¿habrá o no habrá impunidad? ¿Se combatirá o no a la corrupción? Sin ir muy lejos, en el propio 2012 López Obrador acusó a Luis Videgaray de lavado de dinero durante la campaña presidencial de Peña Nieto; este último además tiene en sus manos la sangre de los normalistas de Ayotzinapa —43 desaparecidos más otros que fueron ultimados en Iguala, uno de los cuales tuvo el rostro desollado. Combatir la corrupción y la impunidad implica necesariamente la persecución de los exmandatarios, hacerles juicio y castigo y otorgarles cárcel común.

No es necesario no realizar la consulta para encubrirlos, aunque ya quedó claro cómo López Obrador fue moderando poco a poco su discurso: primero planteando, cuando estaba en la oposición, el juicio a Calderón y luego a Peña Nieto por "traición a la patria", luego planteando amnistía en el periodo de transición presidencial en 2018 y ahora declarando abiertamente que no los va a perseguir su gobierno.

Los sectores de trabajadores y jóvenes que salieron a las calles para defender a los electricistas en 2009, contra la militarización en 2011, en el #YoSoy132 en 2012, contra el alza de precios del metro y contra la represión del magisterio en 2013 y contra la desaparición de los 43 en 2014 debemos organizarnos de manera independiente, como lo enfatiza la aspirante a candidata independiente por Coyoacán, Flora Aco, para que estos sectores tengan una voz que les diga a los poderosos en sus caras que la corrupción son ellos y quienes sufrimos siempre somos los trabajadores, jóvenes y mujeres que movemos este país.






Temas relacionados

Conferencia Mañanera   /   Política México

Comentarios

DEJAR COMENTARIO