Internacional

TRABAJADORES MIGRANTES

Cuarenta mil trabajadores expulsados de Arabia Saudita

Cientos de miles de trabajadores paquistaníes han dejado en la última década sus hogares para buscar una oportunidad en el reino Saudí por la falta de empleo en su país y la continúa campaña yanqui de bombardear con drones la región oriental de Paquistán. Ahora son devueltos por la desaceleración económica.

Jueves 16 de febrero de 2017 | 18:48

El régimen Saudí se encuentra en medio de una crisis generada por diferentes factores que golpean profundamente su economía.

  • En 2015 comenzó una campaña militar en contra de su vecino Yemen para detener al movimiento islámico nacionalista liderado por los hutíes. La campaña ha fracasado en restaurar el gobierno de su aliado Abd Rabbuh Mansur al-Hadi y le ha significado un enorme gasto el bombardeo de las principales ciudades yemeníes; dejando diez mil muertos y cuarenta mil heridos con sus ataques aéreos.
  • Caída mundial de los precios del petróleo que han reducido la demanda del principal producto de este país.
  • Se ha estancado la política de injerencia, en alianza con EE. UU., mediante el financiamiento de los grupos beligerantes en Siria.
  • En 2016 se dieron diferentes protestas y huelgas en contra de la falta de pago de salarios.

Estos son algunos de los principales factores que hoy tienen a Riad en una crisis económica donde la única salida de los grandes propietarios y la monarquía ha sido cargarle la deuda a los trabajadores. Dicha crisis desencadenó una oleada de huelgas que fueron duramente reprimidas por el gobierno que ahora recurre a la deportación de los trabajadores.

En solo cuatro meses son casi cuarenta mil los deportados, como justificación, el gobierno ha acusado a muchos de ellos de estar ligados a redes del Daesh (Estado Islámico) y otros grupos, así como de crímenes relacionados al narcotráfico, además de varias docenas que han sido encarcelados.

Sólo así ha podido el régimen saudí detener las protestas de los trabajadores que durante todo el año pasado se organizaron para pedir el pago de sus salarios que le han retenido empresas inmobiliarias como: Binladin Group y Saudi Oger entre otras.

Desde el 2012 aproximadamente 243 mil Paquistaníes han sido deportados. Según datos del Instituto Europeo Universitario, hay cerca de 900,000 trabajadores extranjeros en la industria de la construcción y otros empleos precarizados.

Este es otro ejemplo de cómo las crisis generadas por los capitalistas y sus guerras son pagadas por los trabajadores. No sólo los deportados, sino al resto de la clase obrera saudí y los trabajadores migrantes que quedan y que son el 30 por ciento de la fuerza de trabajo, quienes serán mayormente explotados bajo un sueldo miserable para cubrir las pérdidas de los patrones.

Ni las fronteras, ni las banderas, ni los continentes cambian las condiciones en que viven los trabajadores. El capitalismo mantiene una explotación constante incluso en esos países que nos son tan lejanos.

La única salida es la unión de los trabajadores saudíes, paquistaníes y asiáticos en contra de los explotadores y la monarquía al servicio del imperio para recuperar sus centros de trabajo y detener la guerra en Yemen y Siria.






Temas relacionados

Deportación   /   Arabia Saudita   /   Huelgas   /   Pakistán   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO