Mundo Obrero México

CRISIS UNIVERSITARIA

Crisis en universidades estatales: 70 mil trabajadores pueden perder su salario

La crisis en diez universidades llega a un punto crítico, hacia noviembre 70 mil trabajadores pueden dejar de percibir su salario mientras el gobierno federal no ha cambiado su posición sobre el no rescate a las universidades en crisis.

Alex Osorio

México

Sábado 31 de octubre

En medio de la pandemia por Covid-19 y una profunda crisis económica, el gobierno federal decidió cancelar la partida presupuestaria para el rescate a las universidades estatales en quiebra.

La crisis universitaria llega a un momento crítico: a partir del 1 de noviembre casi 70 mil trabajadores dejaran de percibir su salario desde la próxima quincena. Los trabajadores afectados pertenecen a las universidades autónomas de Nayarit, Michoacán, Sinaloa, Oaxaca, Chihuahua, Morelos, Tabasco, Estado de México, Zacatecas y Durango.

La crisis en las universidades viene desde 2017 y pese a que el gobierno dela cuarta transformación había anunciado su rescate, en medio de la crisis económica y de acuerdo a la política de redoble de la austeridad republicana, anunciaron el no rescate, dónde se requiere un monto de mil 384 millones de pesos para solventar la crisis.

Al respecto, la dirección sindical de la Confederación Nacional de Trabajadores Universitarios se limitaron a reafirmar que buscarán el dialogo en distintas instancias de gobierno y con el propio presidente y en caso de no tener una respuesta favorable se convocaría a un paro de “computadoras apagadas”.

Esta medida que plantea la CONTU en medio de la crisis económica y sanitaria y con un posicionamiento claro del gobierno federal sobre el no rescate, resulta totalmente ineficiente.

Para lograr el rescate de las universidades es necesaria la organización de los trabajadores desde la base, con asambleas abiertas dónde todos los trabajadores puedan participar y decidir en común qué medidas de lucha pueden articularse bajo la pandemia.

El problema es mayúsculo y puede ser un duro golpe no solo a las universidades estatales, sino al conjunto de la educación pública del país. Bajo esa óptica es necesario que las centrales sindicales que se reclaman democráticas como la FNSU y la CNSUECIC exijan el rescate de las universidades en quiebra ligado a la exigencia de mayor presupuesto a la educación pública mediante el no pago de la ilegitima deuda externa e impuestos progresivos a las grandes fortunas de empresarios como Salinas Pliego quien desde TV Azteca plantea el retorno a las clases presenciales.

Leer: Salinas Pliego y sus medios “exigen” retorno inmediato a clases presenciales






Comentarios

DEJAR COMENTARIO