Internacional

CARAVANA MIGRANTE

Continúa el avance centroamericano por México

La caravana migrante sigue su largo camino por el territorio mexicano con la esperanza de lograr su ingreso a EEUU; sin embargo, Trump ya comenzó con la militarización de su frontera sur para evitar el acceso.

Miércoles 14 de noviembre de 2018 | 23:11

Un grupo de alrededor de 300 migrantes centroamericanos ya se encuentran en Tijuana, donde pretenden esperar a los demás grupos de migrantes que avanzan hacia la frontera, esto con el fin de solicitar asilo en Estados Unidos.

Sin embargo el presidente Donald Trump ya comenzó a militarizar la frontera con 15,000 efectivos, además los soldados han colocado alambre de púas sobre las vallas para evitar el paso de los migrantes por esa vía.

Es sorprendente el despliegue militar que está realizando ante la oleada de personas que huyen de la violencia y miseria que las intervenciones estadounidenses provocaron en su país de origen.

Según la ONU, la caravana llegó a ser integrada por 7000 personas provenientes -principalmente- de Honduras, sin embargo, debido a las dificultades físicas de algunos, el cansancio y las enfermedades por los cambios climátológicos, algunos han decidido esperar un poco más en los puntos albergue; por el momento, se estima que unos 5000 migrantes llegaron a Jalisco y ya comenzaron a desplazarse en camiones hacia Sinaloa y posteriormente se trasladarán a Sonora hasta llegar a Tijuana.

Mientras, la segunda caravana de migrantes centroamericanos permanecerá en el estadio Jesús Martínez Palillo en Ciudad Deportiva Magdalena Mixhuca al menos dos días para dar oportunidad de recuperación a los que viajan enfermos. Después de su recuperación analizarán el camino para continuar su trayecto, una de las vías a considerar sería arriesgarse a tomar el tren apodado La Bestia para llegar hasta la frontera norte.

No se trata de "voluntad de hierro" la que tienen los migrantes -como señalan algunos medios-, sin duda necesitaron de mucho valor para pasar por el infierno que representa México, pero realmente se trata de una cuestión de sobrevivencia. Es extremadamente difícil la crisis política, social y económica que se vive en Centroamérica, tanto, que se vuelve necesario arriesgar tu vida y la de tu familia para no continuar con el sufrimiento y a la expectativa de la muerte.

Por eso llamamos a todos los y las trabajadoras, estudiantes y demás sectores, a que se solidaricen con nuestros hermanos migrantes, porque nosotros vivimos también la precarización de la vida y sobrevivimos a diario en el país de los desaparecidos, los feminicidios y las fosas clandestinas.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO