Política México

CONFERENCIA VESPERTINA

Con 32,014 muertes por coronavirus, en vez de pruebas lanzan campaña publicitaria

Con una críptica galería de gráficas centradas por entidad y estimaciones e incidencias, cuando se encienden las alertas de la OMS ante la gravedad de la pandemia, el gobierno de México mira para otro lado. Son 268,008 los casos confirmados en México, de los cuales 26,557 son activos, a los que se suman 77,703 casos sospechosos.

Martes 7 de julio | 23:21

Mientras el gobierno insiste en avanzar hacia la nueva normalidad, se encienden los focos rojos ante alertas de organismos internacionales. Según la Organización Mundial de la Salud, los casos confirmados en el mundo son once millones 500 mil 302. Pero lo nuevo es que reconoció que hay evidencias concretas de que el aire podría ser un medio de transmisión del SARS-CoV-2.

La nota del día fue la presentación del Escuadrón de la Salud, integrado por cuatro heroínas que acompañarán a Susana Distancia, recientemente muy vapuleada en redes. Se trata de Refugio, una adulta mayor, Prudencia (una mujer adulta en silla de ruedas), Esperanza (una muxhe gunna) y Autora (una chica queer). Cada personaje está asociada a un nivel de riesgo.

Este despliegue mediático -con el guiño de presentar figuras “inclusivas”- está orientado a dejar en manos de la población, en particular de las mujeres, la responsabilidad de protegerse ante la pandemia. Como si fuera poco enfrentar los despidos y los recortes salariales -que el gobierno deja correr con la mano en la cintura-, el estrés de hacer frente a la crisis actual y la multiplicación de las tareas domésticas en el hogar.

Cuando la crisis sanitaria sigue a nivel global, y es de gran gravedad en México, es criminal que el gobierno de López Obrador busque distraer con esta campaña, mientras las y los trabajadores de la salud deben pagar de su bolsa el equipo de protección para poder atender en los hospitales. Mientras tanto, se niegan las pruebas masivas al sector salud y a todos los sectores considerados esenciales y los contagios y las muertes se extienden especialmente entre la clase trabajadora y los sectores populares.

Durante la conferencia de prensa, cada vez más signada por preguntas a modo, ante la consulta respecto a la dispersión del virus en el aire, López-Gatell citó la investigación que considera que aporta información sobre duración que podrían que tener las partículas contagiantes del virus. Podría llevar a redefinir las medidas de protección ante la transmisión por aerosoles, pero esto depende, según el funcionario, de que haya más evidencias, más estudios.

A su vez, le preguntaron sobre una posible mutación del virus admitió que por su estructura química tiene una tasa de mutación muy importante, pero que son intrascendentes. Como siempre, su línea es minimizar los riesgos.

Es indignante que para ir a rendirle pleitesía a Trump, López Obrador sí se hizo la prueba de covid que se le niega a cientos de miles de trabajadores de a pie. Resulta chocante que por meses desde el gobierno y especialmente López-Gatell hicieron campaña activa contra el uso del cubrebocas, para justificar la negativa a abastecer de cubrebocas de calidad a todo el personal de salud y para minimizar los riesgos de la pandemia ante la población, y ahora, en el vuelo hacia Washington, López Obrador y su comitiva se retrataron luciendo cubrebocas.

El intento de relativizar la gravedad de la pandemia se estrelló ante el muro de Trump y la subordinación ante el imperialismo estadounidense llegó hasta contradecir la política sanitaria del gobierno de López Obrador.

Te puede interesar: ¿Qué hay detrás del encuentro AMLO-Trump?






Temas relacionados

Covid-19   /   Política México   /   AMLO

Comentarios

DEJAR COMENTARIO