Política México

ESTADOS UNIDOS-MÉXICO

Califica Ebrard de amistosa y positiva la reunión con Mike Pence

Entre los barberos, el gobierno de López Obrador es el rey. Así fue en reunión con el vicepresidente de EE.UU. “Necesitamos que hagan más”, había espetado Mark Morgan, jefe de Aduanas y Protección de Fronteras de Trump, apenas este lunes 9 de septiembre.

Martes 10 de septiembre | 19:15

Dócil y solícito, el canciller mexicano exhibió los “logros” del gobierno de López Obrador en la reunión que mantuvo con Mike Pence, el secretario de Estado Mike Pompeo y el nuevo embajador estadounidense en México, Christopher Landau. En 56% se redujo el flujo migratorio desde mayo pasado, el mes previo a las amenazas de aranceles de Trump.

Poco antes de la reunión, para desmarcarse un poco, Ebrard planteó vía Twitter que aunque el objetivo del gobierno estadounidense era hablar de migración, el de México era poner sobre la mesa el tráfico ilícito de armas desde EE.UU.

El resultado de la reunión parece ser otra palmadita en la espalda de los funcionarios de Trump a los mexicanos felicitándolos por “avances significativos” en reducir el flujo migratorio. Cuesta decidir qué es más indignante, los insultos sin filtro o la condescencia del amo imperialista hacia el gendarme de turno.

No es para menos. En el presupuesto de egresos 2020 de México destaca el el sideral aumento al presupuesto destinado a Seguridad y Protección Ciudadana, donde está incluido el presupuesto que se contempla para la Guardia Nacional, el cual asciende a 59,150,695,893 pesos, como señalamos acá. Todo para frenar la migración y hacerle el trabajo sucio a Trump.

Según Ebrard “La reunión transcurrió en términos amistosos, nada que ver sobre lo que vimos ayer de CBP. Los temas que se tocaron, lo que México planteó fue: la estrategia mexicana ha dado resultados importantes para que los flujos migratorios se reduzcan de acuerdo a la Ley. Planteamos que queremos congelar el trágico de armas ilícito que va de Estados Unidos a México".

A su vez, consecuente con la política de la zanahoria y el garrote, el titular de Relaciones Exteriores sostuvo que “México tiene una estrategia al sur del país para demostrar que sí se crean empleos, el flujo de migrantes se reducirá ya que la causa de la migración son la violencia y la pobreza”.

Y añadió que se demostrará que se crearán 600 mil empleos en Honduras, El Salvador y Guatemala, los países con mayor número de migrantes. Lo que no dice es que son puestos de trabajo precario y con salarios miserables, que en México llegan como máximo a los 5,000 pesos por mes (unos 256 dólares).

Te puede interesar: Cinco medidas que debemos defender los socialistas sobre la cuestión migratoria






Temas relacionados

Marcelo Ebrard Casaubón   /   Mike Pompeo   /   Política México   /   México   /   Estados Unidos   /   Donald Trump   /   Mike Pence   /   Migración   /   Estados Unidos

Comentarios

DEJAR COMENTARIO