Sociedad

¿Tiempos mejores?

Alza de pasaje: Chile lidera ranking latinoamericano con transporte público más caro

Sin previo aviso, este sábado 13 de octubre a las 00:00 horas se realizó la segunda alza del año en el transporte público chileno, alcanzando en el ranking latinoamericano el primer lugar con los pasajes más caros de transporte público.

Catalina RP

Periodista, Usach

Lunes 15 de octubre de 2018

Desde este sábado 12 de octubre comenzó a regir una nueva alza en el precio del transporte capitalino. Esta medida fue tomada por el Panel de Expertos del Transporte Público, generando indignación en la población, principalmente en el pueblo trabajador que debe utilizar, al menos, dos veces al día el transporte público para trasladarse a sus lugares de trabajo.

Según argumenta el Panel de Expertos, la medida se tomó debido a que la tarifa técnica del sistema, que corresponde a los costos de insumos para la operación del Transantiago, superó el límite establecido por la ley de $525, llegando a $526,4.

Por otro lado la ministra del Transporte, Gloria Hutt, declaró a los medios que el alza en la tarifa también es producto del “precio del combustible, la mano de obra y el precio del dólar y en los tres casos se han producido variaciones hacia arriba”.

Un ataque dirigido al pueblo trabajador

Con estos antecedentes resulta súbito preguntarse ¿dónde están los tiempos mejores que prometió este Gobierno?, pues ni el Panel de Expertos, ni el Gobierno mencionan que el valor de los pasajes en Santiago alcanzaron el primer lugar -de los más altos- de Latinoamérica, lo que no beneficia en nada al pueblo trabajador.

Y eso no es todo. Mucho menos se menciona los exorbitantes montos de subvención que desembolsa el Estado a las empresas concesionarias de transporte público. Cifras que hasta el 2017, superaban los 5 mil millones de dólares, desde que se implementó este sistema de transporte.

¿Bajo qué argumentación ?, pues estas empresas se excusan en que no tienen rentabilidad. Y no es extraño, ya que prevalece el interés de los dueños de las empresas antes que el acceso a un transporte público digno para la población santiaguina.

Es por lo expuesto que resulta lógica la indignación de los usuarios, más aún, cuando a esta situación se agrega el hecho de que, por ejemplo, las empresas del Transantiago tuvieron ganancias cercanas a los US$ 11 millones en el año 2017, mientras se mantiene, hasta hoy en día, la deplorable calidad del transporte público a causa de los largos tiempos de espera, al mal estado de los buses y a los atochamientos que se generan en las horas punta.

No hay duda de que el alza en el precio del transporte público generó un amplio descontento, ya que el 50% de los chilenos recibe menos de 350 mil pesos mensuales. Lo que significa que un trabajador -con este salario- gastará cerca del 20% de su sueldo, tan solo en ir y volver de su casa al trabajo.

Una vez más, lo que muestra esta situación es la irracionalidad de un modelo y un sistema regido bajo los intereses de un pequeño grupo, que buscan beneficiarse a costa de la calidad de vida de una gran mayoría de población trabajadora.






Temas relacionados

Transantiago   /   Alzas en los pasajes   /   Transporte   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO