Sociedad

ABOLIR A LA MIGRA

Abolir a la policía significa también abolir al ICE

A la luz de las protestas que exigen desfinanciamiento o abolición de la policía, es imperativo que reconozcamos que la policía local y el ICE están trabajando de la mano. Migración está deteniendo a los manifestantes e intenta deportarlos. Necesitamos abolir tanto al ICE como la policía.

Viernes 3 de julio | 16:22

(Imagen: Crissy Pascual/Argus-Courier Staff)

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés, la migra, para sus perseguidos en EE. UU.) se ha infiltrado en el último levantamiento de Black Lives Matter. Ha participado en manifestaciones, hostigando y deteniendo a los manifestantes. El 30 de mayo, Máxima Guerrero, Roberto Cortés y Johan Montes Cuevas fueron arrestados en una manifestación de Black Lives Matter en Arizona y fueron transferidos a la custodia del ICE poco después.

Esto se hizo a pesar de que las protestas se consideraron espacios sensibles, como hospitales y funerales, de los cuales el ICE no puede estar en la periferia. Sin embargo, con su coordinación con la policía, la migra logró detener a estos tres receptores de DACA. [1]

La policía y el ICE siempre han trabajado de la mano para oprimir a las personas negras y morenas. Existe una preocupación general con las personas indocumentadas de que si se encuentran arrestados, serán transferidos a la custodia del ICE y posiblemente deportados. De hecho, muchas protestas a menudo anuncian de antemano que las personas indocumentadas deben ser cautelosas debido a la probabilidad de conflicto con la policía y que las personas documentadas deben tener sus respaldos. Este peligro, por supuesto, es algo de lo que las personas indocumentadas son muy conscientes y tienen que vivir todos los días.

Trabajando de la mano con la policía, el ICE ha estado acosando no solo a los manifestantes sino a personas de color en todo el país. Son responsables de separar a las familias y canalizar a las personas hacia centros de detención de migrantes con condiciones tan deplorables que las personas, incluidos los niños, mueren regularmente mientras están detenidos. Si no está matando niños en centros de detención, el ICE está matando inmigrantes enviándolos de regreso a países que están batallando económicamente por culpa del imperialismo estadounidense.

La violencia que el ICE propaga es otra capa de violencia "legitimada" establecida por el Estado contra la clase trabajadora y las personas marginadas. Por lo tanto, en la lucha contra el capitalismo, la clase trabajadora debe usar su fuerza para abolir el ICE.

El ICE se desarrolló después de la aprobación de la Ley de Seguridad Nacional de 2002 en respuesta a los eventos del 11 de septiembre y se ha utilizado para sembrar el terror en las comunidades de inmigrantes en todo Estados Unidos. Bajo la administración Bush, el ICE contribuyó con más de 2 millones de deportaciones y bajo la de Obama contribuyó con más de 3 millones.

La deportación a menudo toma la forma de redadas en lugares de trabajo en industrias conocidas por emplear inmigrantes indocumentados. En 2019, ICE allanó siete plantas de procesamiento de alimentos en Mississippi ydetuvo a 680 personasel primer día de clases, causando un trauma incalculable para los niños pequeños de estos inmigrantes. Muchos de estos niños tuvieron que quedar al cuidado de gentes completamente extrañas o con familiares.

Considerando el número de separaciones debido a la detención nacionalista de inmigrantes, los miles que han sido separados de sus familias pueden muy bien nunca volver a verlos. El ICE ha destruido completamente a las familias de color y la vida de las personas que han detenido.

Además, las instalaciones a las que se envía a los detenidos tienen condiciones pésimas. Estas instalaciones dejan a las personas apretadas entre sí en celdas abarrotadas y carecen regularmente de suministros higiénicos como sopa y pasta de dientes. Aquellos que están encarcelados en estos centros a menudo tienen que dormir en pisos duros o ponerse de pie durante días debido a la falta de espacio.

Recientemente, durante la crisis de Covid-19, en lugar de liberar a los que fueron detenidos en estos campamentos estrechos que son lugares ideales para el virus, el ICE continuó con las redadas en las comunidades de inmigrantes en algunos estados el primer día de establecerse los refugios. En California, el ICE explotó el hecho de que muchos inmigrantes estarían en casa debido a la cuarentena para realizar redadas. Incluso vinieron preparados con máscaras N95 para protegerse mientras devastaban estas comunidades y destruían la vida de las personas.

Además, durante la pandemia, el ICE ha rociado un desinfectante químico llamado HDQ Neutral hasta 50 veces al día dentro de sus centros de detención. Los agentes rocían el químico a pesar de la ventilación limitada, lo que dificulta la respiración de los detenidos. También ha habido informes de personas detenidas que experimentan quemaduras en la piel y sangrado debido a la sustancia química, que también causa daño ocular. El ICE muestra a través de acciones como esta la postura del estado capitalista: esto es, reprimir, oprimir, dominar y torturar a los negros y morenos en lugar de ajustarse a sus necesidades y seguridad.

Esta fuerza represiva que abusa de las personas negras y morenas de todo el mundo debe ser abolida junto con las fronteras que tanto lucha por proteger. El estado capitalista destruye otros países en aras de las ganancias, abusa de los trabajadores inmigrantes para minimizar sus costos y arroja a los inmigrantes a centros de detención tortuosos y a entornos económicamente desfavorecidos una vez que los capitalistas no tengan algún uso para ellos. El ICE es una de las muchas armas del estado que facilita este tipo de opresión y explotación, y es tarea de de los socialistas y la clase trabajadora ponerle fin.

Con los movimientos sin precedentes que han surgido desde el asesinato de George Floyd por la policía de Minneapolis, innumerables personas, lideradas por jóvenes negros, han salido a las calles para denunciar la violencia estatal. Algunos sectores de manifestantes piden que la policía sea rechazada, mientras que otros piden la abolición.

Ahora, con este impulso sin precedentes, es imperativo que los socialistas guíen estas demandas cada vez más hacia la izquierda. El ICE y la policía del vecindario trabajan de la mano. Sus esfuerzos se coordinan entre sí para hacer cumplir las leyes burguesas que mantienen el capitalismo, las fronteras y la opresión. Por lo tanto, El ICE es una forma de vigilancia policial, y nuestras demandas para terminar con el terror policial también deben aplicarse al ICE. La policía debe ser desfinanciada hasta cero y completamente abolida, y el ICE se debe ir con ella.


Este artículo se publicó en la página de Left Voice de Estados Unidos, la cual es parte de la red internacional La Izquierda Diario del cual ofrecemos su traducción.

Traducido por Raúl Dosta para La Izquierda Diario México.



[1Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, una decisión migratoria del gobierno de EE. UU. con el fin de beneficiar a ciertos inmigrantes no documentados que llegaron como niños a Estados Unidos y que cuentan con cierto nivel educativo, en particular a los denominados dreamers.





Comentarios

DEJAR COMENTARIO