Juventud

UABC

¡Abajo las cuotas! Ahora en la universidad de Baja California

¡Por un semestre con todos! es la consigna central de este movimiento que exige se reduzcan las cuotas de inscripción de la institución y que no se excluya a nadie del derecho a la educación. Estas protestas se suman a las de varias universidades que exigen educación para todxs, a lo largo del país.

Jueves 3 de septiembre | 18:33

Cerca de un millar de alumnos de la Universidad Autónoma de Baja California protestaron el sábado 29 de agosto en la vicerrectoría del campus Tijuana.

En la protesta informaron que del 18 al 26 de agosto, se aplicó “el examen de selección” en el cual participaron 28, 317 aspirantes, de los cuales, 16, 558 fueron asignados a su primera opción, 5,600 podrán ser asignados a una “segunda opción”, mientas que poco más de 6 mil quedaron fuera de la institución.

Estudiantes y egresados, reportaron a medios locales que muchos alumnos han manifestado su imposibilidad para cubrir las cuotas de inscripción, debido a la situación que atraviesan sus familias en medio de la pandemia, por lo que se exige a las autoridades una reducción del 50% en los cobros.

Además, los estudiantes reportan que en este semestre algunas carreras aumentaron hasta a 3 mil pesos, mientras otras como gastronomía ya cobraban 8 mil pesos semestrales.

En medio de las protestas, directivos de la UABC junto a supuestos representantes estudiantiles, que actuaron unilateralmente, sin consultar a la comunidad universitaria, determinaron que no se reducirá la inscripción y en su lugar se impulsará una “beca prórroga”, junto a ayuda focalizada a los estudiantes más vulnerables, medida que aseguran no resuelve el problema.

Te puede interesar: ¿Quién tiene que pagar la crisis en las universidades?

“Necesitamos que la universidad reduzca las cuotas de reinscripción para el periodo escolar 2020-2 y la decisión votada por sociedades de alumnos no refleja las exigencias de sus representados”

denunció uno de los estudiantes.

Los alumnos, detectan varias incongruencias

En primer lugar, que la justificación para estos cobros suele ser el uso de la biblioteca, mantenimiento y limpieza de los edificios, entre otras actividades que debido a las clases en línea, y bajo la misma lógica de las autoridades, no deberían ser cobradas este semestre.

Además, denuncian que la falta de interés en la gestión de la universidad pública del estado, viene de más arriba, pues los alumnos reportan un adeudo de 2 mil millones de pesos, por parte del gobernador estatal Jaime Bonilla.

Los alumnos, también han protestado afuera del palacio de gobierno,para exigirle al gobernador salde esta deuda.

“Estamos demandando que se le cumpla a la universidad con el pago histórico que tiene el gobierno, al igual que se le aumente el presupuesto a la universidad”, denunció uno de lo alumnos.

“Desde hace 20 años se ha dejado de pagar ese presupuesto, habiendo aumento progresivo de cuotas, con la complicidad de los antiguos rectores del gobierno”, continuó.

Las protestas en la UABC se suman a las protestas en otras universidades a lo largo del país, por el derecho a la educación pública y gratuita para todxs, ejemplo de ello son la UAdeC, la UAEM, la UAS, la UASLP, o la UACJ donde también existen altos cobros por este derecho.

Hoy, precisamente a dos años de que comenzó el movimiento
#FueraPorrosdelaUNAM, en donde una de las consignas centrales, era precisamente la democratización de nuestras universidades, la lucha de los estudiantes de la UABC y el actuar de las autoridades nos recuerdan la vigencia que tiene esta demanda.

En medio de la pandemia se vuelve urgente pelear porque seamos los estudiantes, junto a los trabajadores y académicos quienes decidamos el rumbo de nuestras universidades, uso de recursos, diseño de programas y planes de estudio, incluidos.

Además, la negativa de las autoridades por brindar mayor presupuesto, para poder garantizar educación pública y gratuita para todos, no es exclusiva de la UABC, en realidad se ha vuelto la norma en la mayoría de las universidades al interior del país.

Lo cierto es que, si el gobierno federal decretara impuestos a las grandes fortunas (como las de Carlos Slim, Grupo Salinas, etc.) y se deja de pagar la fraudulenta e ilegítima deuda externa (que además ya pagamos varias veces y sólo no deja de crecer) podría garantizar recursos para subsidiar nuestras necesidades educativas, pero también en otros rubros, como salud, vivienda, etc.

Las movilizaciones en varios puntos del país, recuerdan a la juventud que la defensa de la educación pública y gratuita no será tarea fácil, pero si comenzamos a tender puentes y unificar luchas entre quienes hoy se movilizan, sin duda podemos lograrlo.
Sólo así podríamos garantizar el acceso a la educación, no sólo de los estudiantes de la UACB, sino del conjunto de las 11 universidades que ya se declararon en quiebra a nivel nacional y que el gobierno ya dijo que no rescatará.

Ésta es la posición de quienes impulsamos la Asamblea Nacional de la Juventud Anticapitalista en defensa de la educación, que se realizará este domingo 6 de septiembre a las 4 pm. Conoce más sobre ella e inscríbete aquí.

Te puede interesar: Los jóvenes frente al informe: promesas que nunca se cumplieron






Temas relacionados

Covid-19   /   Educación pública   /   Cuotas universitarias   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO