Sociedad

4 TRANSFORMACIÓN

¿A quién va dirigido la creación de la Universidad de la Salud?

Aunque es una iniciativa atractiva para toda la población que buscaba introducirse en este campo, sin ningún éxito, dada la alta demanda en instituciones como la UNAM, IPN, UAM y lo costoso que es estudiar carreras enfocadas a este sector en instituciones privadas. ¿Cómo es que esta medida contrasta con el severo ataque presupuestario que hoy enfrenta el sector salud?; ¿Cómo atiende esta medida las necesidades de los pacientes y trabajadores del sector salud?; ¿Quién se beneficia de la creación de dicha institución?

Francisca

Estudiante de la Universidad Pedagógica Nacional

Martes 14 de enero

La Ciudad de México aglutina a la gran cantidad de estudiantes en el área del sector salud, médicos, personal de enfermería, especialistas y a las instituciones de salud que actúan como centro de concentración para toda la población del país (Centros Médicos Nacional e Institutos pertenecientes al sector salud) además de las unidades médico de alta especialidad.

Hoy la 4T nos presenta un programa de formación en el que plantea que se busca principalmente que los egresados vuelvan a sus lugares de origen, a servir a las necesidades de su población.

Dejando de lado dos cuestiones que ya se presentan en la CDMX:

La primera es que dichos egresados que se forman en la CDMX que vienen del interior del país, tienden a no volver a sus lugares de origen, porque no hay ofertas de trabajo, no hay recursos financieros y los lugares dónde se puede laborar, son sedes que carecen de insumos, personal capacitado en todas las áreas (médico, enfermería, trabajadores sociales, administrativos) y claramente por la inseguridad y violencia que se padece. Además de que las plazas que se ofertan ni siquiera corresponden con los lugares dónde se encuentran sus familias, en muchas de las veces.

La segunda, es que existe una sobrepoblación de profesionales del sector salud, en lo que hace a otros estados, pero que contradictoriamente se mantiene sin cubrir las propias necesidades de quienes viven en esta ciudad. Cuestión que se atribuye al recorte presupuestario, cuya consecuencia inmediata es el recorte de plazas para laborar en instituciones públicas del sector salud, la burocracia sindical que hace mal manejo de las plazas y la falta de creación de instituciones que den cobertura tanto en primer, segundo y tercer nivel.

Hacia una mayor tecnificación del sector…

Otra cuestión delicada es que pretender formar “médicos generales y personal en enfermería” como se expresa con la creación de esta nueva universidad implica hacer más obvia la tecnificación de dichas profesiones, las cuales sean venido modificando con las reformas a los planes de estudio, para cumplir con este objetivo en las distintas universidades donde se imparten estas carreras.

Se deja de lado la formación de especialistas que atiendan las complejidades en enfermedades que sufre la población por la calidad de vida a la que están sometidas.

Por tanto, un programa que recoja esta tecnificación, sin invertir en los institutos encargados en la investigación y especialidades, necesariamente implicará aún más la precarización de los trabajadores del sector salud, porque entonces por ejemplo: “Tendrás un gran número de médicos generales atendiendo a la población como especialistas pero cobrando como médicos generales”, mismo caso con el personal de enfermería que no será especializado sino con los conocimientos generales.

Así la tecnificación del personal médico y de enfermería, bajo la formación a la que aspira esta nueva universidad, se enfocará al primer nivel de atención de salud, el eslabón más necesitado de personal, pues implica todo el enfoque de control y manejo de enfermedades crónico-degenerativas, las cuales son la principal causa de enfermedad y muerte en las y los trabajadores de México.

Lamentablemente este enfoque tiene como fin dejar de lado la construcción de la medicina preventiva, la cual debe estar basada en el cuestionamiento de fondo delos factores que generan todas estas enfermedades crónico-generativas, causadas por los exhaustivos ritmos de trabajo (efectos: estrés, fatiga, poco descanso) y la alimentación supeditada a los bajos salarios y a la producción transgénica. Además de una educación para la salud y auto cuidado que deben recibir las y los trabajadores.

¿Actualmente cómo se encuentra el sector salud?

El primer año de gobierno de la 4T tuvo una destacada acción: disminuir el presupuesto otorgado a las instituciones pertenecientes a la secretaria de salud, IMSS e ISSSTE, para otorgarlo a la creación y funcionamiento de la Guardia Nacional.

Sin tomar en cuenta que tanto el IMSS como el ISSSTE venían enfrentando un duro ataque al recorte presupuestario bajo el sexenio anterior, ni los malos manejos financieros del personal administrativo que fue nombrado por la burocracia sindical. Por órdenes del ex presidente Enrique Peña Nieto, el IMSS sufrió mucho más afectaciones en su financiamiento, algo que no es casual, pues implica avanzar en privatizar el derecho a la salud de los trabajadores.

Por lo que hace al IMSS es alarmante que se mantenga el ataque presupuestario, dado que es una institución de salud cuyo objetivo es brindar cobertura y atención a los trabajadores del país, actualmente conforme a los datos oficiales cuenta con aproximadamente 40 millones de personas adscritas a la institución. Y aunque el ISSSTE tiene similitud con los tipos de servicios que se ofrece a su población, la diferencia con el IMSS, es el número de pacientes adscritos (aproximadamente 10 millones) y su enfoque en la atención de los trabajadores al servicio del Estado.

El ataque presupuestario no es menor. Implica la falta de insumos, calidad de atención a los derecho-habientes, infraestructura, personal y la falta de condiciones adecuadas para que las y los trabajadores al interior realicen sus funciones laborales.

Por ello es necesario que se aumente el presupuesto educativo con base al no pago de la deuda externa para la construcción de universidades en todo el país, de acceso irrestricto, científicas y gratuitas para los hijos de las y los trabajadores y aumentar el presupuesto para la salud para crear un sistema digno de atención médica para los trabajadores. De la mano de implementar planes de curriculares que apunten a formar profesionistas con un enfoque crítico, humano y al servicio del pueblo trabajador.

La 4 Transformación lejos de esta perspectiva solo realiza acciones de simulación para aparentar un cambio en la política neoliberal que en realidad se profundiza en el sector educativo y de salud pública.






Temas relacionados

Gobierno AMLO   /   Crisis en salud   /   AMLO   /   IMSS   /   Educación   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO