MEDIO AMBIENTE

68% de los casos de asesinatos de defensores ocurrieron en Latinoamérica

En su reporte 2019, la ONG Front Line Defenders, documentó que el 68% de los asesinatos de activistas ocurren en Latinoamérica, detalla que las personas defensoras enfrentan importantes amenazas y riesgos, ya sea por exigir libertades civiles y políticas o por proteger el medio ambiente y combatir el cambio climático.

Jueves 27 de febrero

La ONG Front Line Defenders presentó su Análysis Global 2019, donde detalla los ataques físicos, las campañas de difamación, las amenazas de seguridad digital, el acoso judicial y los ataques de género que enfrentan los DDH y las defensoras de derechos humanos (WHRD) en todo el mundo.

El reporte señala que las personas defensoras enfrentan importantes amenazas y riesgos, ya sea por exigir libertades civiles y políticas o por proteger el medio ambiente y combatir el cambio climático. También reveló que América Latina es la región más peligrosa del mundo para los activistas, ya que registró el mayor número de asesinatos.

Front Line Defenders señala que los países con más asesinatos de defensores y activistas ambientalistas, son: Colombia con 106 casos documentados, Filipinas (único país no americano de la lista)con 43, Honduras con 31, México con 23, Brasil con 23.

“Es la (región) más peligrosa en el sentido de que es la más mortífera, es donde más personas defensoras de derechos humanos son asesinadas en el mundo”, advirtió Sandra Patargo, coordinadora de Protección para las Américas de Front Line Defenders. (Vía: EFE)

Además, el reporte añade que el 40 % de las personas defensoras de derechos humanos en el mundo trabajan temas ambientales, de tierra y territorio y derechos de los pueblos indígenas.

Relacionado: El precio de defender la naturaleza en México: 15 activistas asesinados en un año

El 2019 se caracterizó por levantamientos sociales de notable magnitud en cada una de las regiones del mundo. El papel que desempeñan los defensores y defensoras de derechos humanos en esas protestas incluye la organización y movilización, el monitoreo y documentación de las violaciones de derechos humanos, y la asistencia a las personas heridas y detenidas.

Pese a que los motivos de las protestas y malestar social difieren en cada lugar, todas giraban en torno al rechazo categórico de la desigualdad económica, la corrupción desenfrenada y el llamado a favor del respeto a los derechos civiles y políticos.

Por último señala que las amenazas y los ataques contra las defensoras de los derechos humanos adquieren dimensiones específicas relacionadas con su género, y a menudo entrañan amenazas y violencia de carácter sexual. Las mujeres son castigadas por su labor pública mediante ataques a su vida privada y cuestionamientos a su papel como madres, esposas y compañeras. Este informe destaca la compleja naturaleza de las amenazas e intimidaciones contra las defensoras de los derechos humanos.

El informe no contempla los recientes asesinatos de defensores como Jerhy Rivera de Costa Rica, Homero Gómez y Raúl Hernández de México, ocurridos en lo que va de este año.

Te puede interesar: ¡Justicia para Jerhy!: asesinan a líder indígena costarricense






Comentarios

DEJAR COMENTARIO