Mundo Obrero México

LA VOZ DEL MAGISTERIO

#16SNadaQueCelebrar: El magisterio y la celebración de la "Independencia" nacional

En el marco de las "fiestas patrias" que promueve el Estado sobre la independencia de la Nueva España, la Agrupación Magisterial Nuestra Clase muestra las colaboraciones realizadas por profesoras y profesores con las cuales afirmamos que no hay #NadaQueCelebrar.

Jueves 15 de septiembre de 2016 | 16:23

En el marco de las "fiestas patrias" que promueve el Estado sobre la independencia de la Nueva España, la Agrupación Magisterial Nuestra Clase muestra las colaboraciones realizadas por profesoras y profesores con las cuales afirmamos que no hay #NadaQueCelebrar.

"El presidente deja que nos insulten"
Pienso que no deberíamos celebrar nada, ya que seguimos gobernados por los extranjeros, además hay mucha inseguridad, falta de empleos y lo peor: un presidente que deja que nos pisoteen. El señor Trump aparte de que nos insultó lo dejan entrar a nuestro país.
Estudiante de secundaria, Iztapalapa

Maestro de secundaria técnica en Iztapalapa
Como dice la convocatoria a esta colaboración, en términos de independencia nacional los mexicanos no tenemos efectivamente nada que celebrar este 15 y 16 de septiembre. Formalmente, México conquistó su independencia de la corona española en 1821. Apenas dos años después, James Monroe proclama la doctrina que lleva su nombre y que se resume en la frase “América para los (norte) americanos” , base ideológica de casi dos siglos de dominación de Estados Unidos sobre nuestro país y toda América Latina.

En la actualidad, la subordinación de México al imperialismo norteamericano se expresa por múltiples vías: desde el Tratado de Libre Comercio hasta al Acuerdo Transpacífico, pasando por las reformas estructurales; desde el Plan Mérida para financiar la “guerra contra el narco” hasta la persecución de los migrantes, coronada por la visita de Donald Trump a invitación de Peña Nieto; o con el reciente recorte al gasto en educación, salud, cultura, ciencia y tecnología, para destinar mayor presupuesto al pago de la deuda externa. Esto, sin hablar de la expoliación a manos de otros imperialismos, como el canadiense, el español o el inglés, por mencionar solo tres.

Por eso, para pensar la emancipación de los explotados y oprimidos de nuestro país y los pueblos latinoamericanos, una cuestión de primer orden es la lucha contra la opresión imperialista, vinculada irremediablemente a la lucha contra nuestros opresores nacionales.

Por eso, para pensar la emancipación de los explotados y oprimidos de nuestro país y los pueblos latinoamericanos, una cuestión de primer orden es la lucha contra la opresión imperialista, vinculada irremediablemente a la lucha contra nuestros opresores nacionales.

¿Deberíamos celebrar algo?
Profesora de secundaria en Magdalena Contreras

¿Independencia?, ya lo decía Octavio Paz, "el mexicano encuentra en las fiestas un desahogo ante la esclavitud en la que vive", por ello, el mexicano no sabe lo que celebramos ese día.
Históricamente no hay nada que celebrar, hablamos de una independencia que en el papel queda aceptada hasta el día 27 de setiembre de 1821, donde se firma el Acta, y entonces Nueva España proclama su independencia sin en el reconocimiento de la corona española.

Lo que socialmente celebramos en el jolgorio es el inicio de un proceso, que busca con Miguel Hidalgo la autonomía de la burguesía de la Nueva España, que no quería rendir cuentas a la corona pero que deseaba mantener su estatus social y económico, y que se hizo valer de las fuerzas proletarias para consolidar su poder.

Por eso, hablar de una independencia en la actualidad genera debate, porque hoy por hoy no somos un país independiente, estamos condicionados a lo que los organismos internacionales determinan social, política, económica y culturalmente.
Más que celebrar convendría exaltar la lucha del pueblo a través de una manifestación, pues no fue un evento de fiesta sino un hecho histórico de lucha.

Los Bancos, un ejemplo de la no independencia nacional
Prof. de Historia, secundaria en Iztapalapa

El presidente priista José López Portillo decretó a mediados de los años 80 la nacionalización de la banca, debido a "los abusos de los particulares con la obtención de ganancias de un bien que debería de ser público" durante los siguientes mandatos; sin embargo, sus sucesores -del mismo partido- además de pagar fuertes indemnizaciones, restauraron la banca privada, entregándola a inversionistas extranjeros.

Con las celebraciones patrias en puerta, surgen las preguntas obligadas: ¿Somos independientes? ¿Cómo podemos demostrarlo concretamente? explicar brevemente la privatización de la banca comercial puede considerarse como ejemplo de la no independencia nacional.

La privatización de la banca comercial comenzó a expandirse desde 1992, son más de 18 bancos que fueron entregados a los capitales financieros transnacionales principalmente, y a magnates nacionales, como Carlos Slim.

Ahora, los principales bancos como Bancomer, Banamex, Serfin, Bital, Inverlat y Banorte pertenecen a banqueros españoles (BBVA, Santander), neoyorquinos (Citigroup) chinos (HSBC), canadienses (Scotiabank), quienes en este país reciben ganancias millonarias y además subcontratan a cientos de miles de trabajadores con condiciones terribles, como se explica aquí.

La burguesía extranjera y nacional, como a principios de los siglos XIX y XX, nos sigue manteniendo en la dominación; por eso, hoy más que nunca: #NadaQueCelebrar.






Temas relacionados

Mundo Obrero México   /   Grito de Dolores   /   Día de la Independencia Nacional   /   Maestros   /   Magisterio   /   Movimiento Magisterial   /   Estudiantes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO